perros
ACCESO USUARIOS |Email Contraseña No recuerdo mi contraseña Inciar sesión en Perros.com|No estás registrado? Regístrate Registrate en Perros.com
Foro de Etología
Etología

ayuda, akita ataco

Moderadores: Damzel, sandrarf
Usuario Titulo: ayuda, akita ataco

cucaracho

Aprendiz
PuntuaciónPuntuaciónPuntuaciónPuntuaciónPuntuación
4 mensajes
Sin foto
0 Albumes (0 fotos)
0 perros (0 fotos)

Sexo: Hombre
Edad: 45 años
Provincia: Valparaíso
Publicado: Tuesday 24 de August de 2010, 04:02
hola,  ojala me puedan ayudar, tengo un Akita americano de 6 años, es un perro exquisito, regalon , obediente, buen cuidador, toda la familia lo adora, pero lamentablemente tuvimos un accidente. Les cuento, un dia x mi hermana salio al patio para reprender  a una perra mestiza que tengo que es cachorra pero al hacerlo, el perro (akita) ataco y mordio  a mi hermana, la ataco directo al cuello pero ella se cubrio con lo brazos y la mordio ahi. Todos pensamos que fue una reaccion porque se sintio atacado,  el tema es que quedo con una actitud agresiva hacia ella, porque despues mi hermana quiso salir nuevamente al patio para hacer las paces pero el perro apenas la vio quiso atacarla nuevamente. Necesito que alguien me oriente para poder acercar nuevamente a mi hermana con el perro ya que todos estamos muy tristes con lo ocurrido y obviamente no quiero que ocurra otro accidente. De antemano agradezco  las opiniones.
Denunciar mensaje Citar
Usuario Titulo: ayuda, akita ataco

Mapex

Aprendiz
PuntuaciónPuntuaciónPuntuaciónPuntuaciónPuntuación
7 mensajes
Mapex
0 Albumes (0 fotos)
5 perros (7 fotos)

Sexo: Hombre
Edad: 29 años
Provincia: Bío Bío
Publicado: Wednesday 01 de September de 2010, 19:00
te recomiendo ke salgas al patio y con tu hermana enfrenten al perro con una actitud muy dominante hacia el y si el perro muestra cualkier indicio de algun ataque tiralo al piso y que quede boca arriba , hazlo varias veces asi aprendio el mio y me respeta.
Denunciar mensaje Citar
Usuario Titulo: ayuda, akita ataco

DGray

Casi Adicto
PuntuaciónPuntuaciónPuntuaciónPuntuaciónPuntuación
102 mensajes
DGray
0 Albumes (0 fotos)
1 perros (1 fotos)

Sexo: Hombre
Edad: 41 años
Provincia: Madrid
Publicado: Thursday 02 de September de 2010, 19:18
Yo probaría a salir tú primera y ponerle la correa... una vez tenga la correa y estando ambos como si nada, que saliera tu hermana, en cuanto veas que muestra una aptitud agresiva hacia ella (no me refiero a que salte o vaya a por ella, sino en mirada, posición del rabo, orejas, etc...) le corrijas. Básicamente, hacerlo en una situación controlada, de ahí lo de la correa...
Denunciar mensaje Citar
Usuario Titulo: ayuda, akita ataco

cucaracho

Aprendiz
PuntuaciónPuntuaciónPuntuaciónPuntuaciónPuntuación
4 mensajes
Sin foto
0 Albumes (0 fotos)
0 perros (0 fotos)

Sexo: Hombre
Edad: 45 años
Provincia: Valparaíso
Publicado: Tuesday 07 de September de 2010, 02:09
Gracias por los concejos , los pondre en practica, luego les cuento como me fue. Saludos.
Denunciar mensaje Citar
Usuario Titulo: ayuda, akita ataco

icarus911

¡Adicto!
PuntuaciónPuntuaciónPuntuaciónPuntuaciónPuntuación
235 mensajes
icarus911
0 Albumes (0 fotos)
0 perros (0 fotos)

Sexo: Hombre
Edad: 34 años
Provincia: Chuuk
Publicado: Tuesday 07 de September de 2010, 02:20
ojala y se solucione por que es de muy mala pata eso de que muerda a las personas y mas cuando se trata de tu propia familia aunque se me hace muy raro eso de que le agarrara mucho coraje por reprenderlo a palabras, no lo habra provocado de otra manera?un saludo  
Denunciar mensaje Citar
Usuario Titulo: ayuda, akita ataco

Silverfox

Antiguo Usuario
Publicado: Tuesday 07 de September de 2010, 10:30
Usar el Alpha Roll con un perro que ya muestra agresividad, es una temeridad, y podría acabar en tragedia.Los Akita son perros complicados, así que antes de escuchar las cosas que te dicen en un foro, llamaría a un etólogo (ojo, etólogo, NO adiestrador), y que determine el problema conductual que tiene tu perra. Podría ser agresividad por miedo, y eso no se soluciona asustando más al perro con técnicas como el Alpha Roll.No escatimes en gastos. Tienes un perro potencialmente peligroso en casa, y posiblemente sus conductas se deban a una mala educación por vuestra parte. Un perro no se vuelve agresivo de repente, porque le eches la bronca a su compañero. Nunca, en mi vida, he visto una situación así en perros domésticos.A no ser que sean perros jardín y, efectivamente, tu hermana está irrumpiendo en el territorio de tu perra, y amenazando a una cachorra de la manada, en cuyo caso la reacción de la Akita es más que justificada.Es decir, la perra, posiblemente, no os ve como manada, algo que suele pasar en perros que viven en jardines o parcelas. Es posible que si tú eres el que le da de comer, te tolere y te vea como amigo, pero no como manada, por lo tanto, no te respetará tampoco.En definitiva, que son conjeturas basándome solamente en lo que has contado. Necesitaría ver el caso personalmente para hacer un juicio valorativo más adecuado, y como me pillas un tanto lejos, lo mejor, que no hagas experimentos, y busques un etólogo. Los experimentos pueden salir muy mal.
Denunciar mensaje Citar
Usuario Titulo: ayuda, akita ataco

CesarBF

Antiguo Usuario
Publicado: Tuesday 07 de September de 2010, 10:35
te recomiendo ke salgas al patio y con tu hermana enfrenten al perro con una actitud muy dominante hacia el y si el perro muestra cualkier indicio de algun ataque tiralo al piso y que quede boca arriba , hazlo varias veces asi aprendio el mio y me respeta.
Una bonita forma de quedarse sin cara....Que lo vea un etologo, pero que un Akita haga el Akita no es tan raro.
Denunciar mensaje Citar
Usuario Titulo: ayuda, akita ataco

cucaracho

Aprendiz
PuntuaciónPuntuaciónPuntuaciónPuntuaciónPuntuación
4 mensajes
Sin foto
0 Albumes (0 fotos)
0 perros (0 fotos)

Sexo: Hombre
Edad: 45 años
Provincia: Valparaíso
Publicado: Wednesday 08 de September de 2010, 02:33
Usar el Alpha Roll con un perro que ya muestra agresividad, es una temeridad, y podría acabar en tragedia.Los Akita son perros complicados, así que antes de escuchar las cosas que te dicen en un foro, llamaría a un etólogo (ojo, etólogo, NO adiestrador), y que determine el problema conductual que tiene tu perra. Podría ser agresividad por miedo, y eso no se soluciona asustando más al perro con técnicas como el Alpha Roll.No escatimes en gastos. Tienes un perro potencialmente peligroso en casa, y posiblemente sus conductas se deban a una mala educación por vuestra parte. Un perro no se vuelve agresivo de repente, porque le eches la bronca a su compañero. Nunca, en mi vida, he visto una situación así en perros domésticos.A no ser que sean perros jardín y, efectivamente, tu hermana está irrumpiendo en el territorio de tu perra, y amenazando a una cachorra de la manada, en cuyo caso la reacción de la Akita es más que justificada.Es decir, la perra, posiblemente, no os ve como manada, algo que suele pasar en perros que viven en jardines o parcelas. Es posible que si tú eres el que le da de comer, te tolere y te vea como amigo, pero no como manada, por lo tanto, no te respetará tampoco.En definitiva, que son conjeturas basándome solamente en lo que has contado. Necesitaría ver el caso personalmente para hacer un juicio valorativo más adecuado, y como me pillas un tanto lejos, lo mejor, que no hagas experimentos, y busques un etólogo. Los experimentos pueden salir muy mal.
    Si , yo tambien creo que se trato de una reaccion  justificada , tomare tu consejo y  contacatare a un etologo, gracias por tu consejo y tu tiempo . Saludos.
Denunciar mensaje Citar
Usuario Titulo: ayuda, akita ataco

nostare

Aprendiz
PuntuaciónPuntuaciónPuntuaciónPuntuaciónPuntuación
14 mensajes
nostare
0 Albumes (0 fotos)
1 perros (1 fotos)

Sexo: Hombre
Edad: 37 años
Provincia: Madrid
Publicado: Monday 20 de September de 2010, 22:12
OJOOOOOOOOOOO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!La agresividad en los perros puede ser detonada por muchos factores, según la AVSAB (American Veterinary Society of Animal Behavior) existen alrededor de 20 tipos diferentes de agresividad canina pero aquí solo te diré los tipos más frecuentes. * Agresividad por dominancia.* Agresividad por miego.* Agresividad frustrada o de ansiedad.* Hipertiroidismo.* Dolencias.Puedes leer de ellas en el Sr. Google, pero por lo que cuentas lo mas probable es que sea una de las dos siguientes (aunque se tendría que valorar más a fondo con la ayuda de un profesional)Agresividad por dominancia.El problema de conducta más común con perros con agresividad es la agresión por dominancia. Cualquier perro que sea agresivo por cualquier motivo puede ser potencialmente peligroso para los humanos o para otros perros, pero los perros con agresividad por dominancia pueden ser particularmente peligrosos porque su problema está arraigado en la lucha con las personas por la autoridad.Mucho se ha escrito sobre la percepción que tienen los perros sobre las personas como parte de su manada. Ésto simplifica la situación. Es más previsible que los perros y los humanos puedan vivir juntos sin problemas en cualquier situación posible, porque el sistema social de los perros y el de los humanos son muy similares. Los perros viven en grupos familiares extensos, tienen un amplio sentido del cuidado paternal, y usan una amplia comunicación vocal y no vocal. Aun más importante, los perros tienen un sistema social basado en el respeto y la deferencia, no en la violencia física ni en la autoridad.Mucha gente se imagina a los perros constantemente peleando por el mando y el estatus. De hecho, todos los estudios sobre la conducta de los lobos y perros salvajes ha indicado justo lo contrario: la agresión y la violencia son excepciones. La clave para la domesticación de los perros para su relación de trabajo y servicio con los humanos está basado en esta similaridad social: Ambos sistemas sociales se mantienen por amplios esquemas de respeto y de intercambio de señales, que comunican respetuosidad y otros signos. Esto significa que hay una jerarquía, y que, en ambos sistemas, algunos individuos son de rango más elevado y otros de rango más bajo, pero esta jerarquía es relativa, no absoluta. El estatus puede venir determinado por la edad relativa y la composición sexual del grupo social y por la puesta en escena de ciertas aptitudes. Al tener los perros tanto en común con las personas en lo que respecta a la estructura social, también compartimos muchas señales que pueden ser reconocidas. La mayor parte de la gente puede reconocer los mensajes que transmiten las señales de los perros, pero muchas personas tienen problemas con las señales de los gatos. Los gatos no provienen de animales que compartan nuestro sistema social, y no les hemos seleccionado para que actuen con las mísmas capacidades para las cuales hemos seleccionado a los perros. Reconocemos las señales caninas por la convergencia de nuestros sistemas sociales.Un mismo tipo de señales se pueden dar en un contexto en el que nosotros, como humanos, reconocemos como una señal que quiere decir una cosa, y el perro la reconoce con un significado diferente. Por ejemplo, mucha gente afirma creer que su perro está dando un "abrazo" cuando pone sus patas sobre los hombros de una persona. Por lo general, esto no es un abrazo, sino más bien un desafío. En la comunicación entre perros, presionar sobre otro usando las patas delanteras es un signo inequívoco de desafio. Los perros no "abrazan" en el mismo contexto que el que nosotros lo hacemos. De hecho, a muchas peronas las apretujan otras bajo la apariencia de un simple abrazo, pero reconocen, con acierto, este acto como una amenaza. Ésta es la importancia del contexto.El problema de la mímica, complica aun más la interpretación de situaciones que involucran "abrazos" y "sonrisas". La gente puede enseñar a su perro a abrazar con una orden, o enseñarles sin querer a hacerlo premiándole con atenciones, y creen que es un comportamiento afectivo. Otro ejemplo de mímica ocurre cuando los clientes dicen que sus perros les "sonríen" cuando juegan. Primero, los perros no tienen la misma musculatura facial que las personas (eso es por lo que no tienen tantas expresiones faciales) y, técnicamente, no "sonríen" en el mismo sentido que las personas. Todos sabemos lo que quiere decir cuando vemos un perro muy contento, con la boca abierta y la comisura de los labios hacia atrás. Pero no sería correcto atribuir a este gesto toda la interpretación que los humanos usamos cuando hablamos de "sonreír". En algunas culturas humanas, sonreir es una amenaza. Segundo, no se aprecian "sonrisas" en las interaciones entre los perros. De cualquier manera, los perro son grandes imitadores y pueden aprender a ser recompensados con cariño y elogios por expresiones faciales que los humanos consideramos agradables.La argumentación anterior es muy importante para tratar la agresividad por dominancia en los perros, porque la mayor parte de la gente no reconoce la mayoría de las conductas que están correlacionadas como problemáticas con la agresividad por dominancia. Estos perros están centrados en el manejo de la autoridad. Para ayudarles, es imperativo para los clientes reconocer y abortar incluso las conductas más sutiles asociadas con la agresión por dominancia. A los perros que presentan agresividad por dominancia, rutinariamente, les desagrada ser empujados fuera del sofá o la cama, actuarán de forma agresiva cuando los humanos les miran fíjamente, les molesta que les empujen por los hombros o el lomo, pueden reaccionar con agresividad cuando alguien les toca la cabeza, (incluso cuando sea para ponerles la correa), pueden llegar a ponerse agresivos cuando cuando se les corrige verbalmente o con la correa e intensifican su agresión cuando se les castiga físicamente.Muchos de estos perros son muy perspicaces y causan que los clientes redirijan sus actividades. Estos perros pueden estar tumbados frente a la puerta o los muebles, de modo que las personas tengan que evitar tales áreas y pueden estar apoyados o con una pata descansando sobre el cliente a la primera oportunidad que tengan. Los clientes amenudo preguntan como pueden distinguir estas conductas de aquellas que son meramente para avasallar o llamar la atención. Los clientes tienen que aprender a analizar si la reacción es apropiada en ese contexto específico. Si el perro se apoya sobre ti, simplemente para llamar la atención, debes ser capaz de desplazar físicamente al perro sin que éste reaccione de forma agresiva. Esta prueba puede ser muy arriesgada para ciertos perros de los que se piensa pueden presentar agresividad por dominancia. Los clientes pueden aprender a observar indicaciones más sutiles. Los perros que se apoyan sobre ti para obtener atención no se ponen tensos, ni abren los ojos y luego se desplazan de modo que de nuevo te están rozando o haciendo presión sobre ti - la mayoría de los perros dominantemente agresivos lo hacen. Los perros que buscan proximidad normalmente obedecen a indicaciones verbales para apartarse o tumbarse y utilizan entonces una actitud solícita (giran la cabeza hacia un lado, te rodean, lloriquea, mueven el rabo, echan las orejas hacia tras y así sucesivamente). Los perros con agresividad por dominancia pueden "contestar", ponerse más rígidos o reaccionar con agresividad. Se recomienda precaución en estos casos.No todos los miembros de la familia pueden ser víctimas por igual del perro con un problema de agresividad por dominancia. Algunos perros pueden a menudo percibir a los niños pequeños como una amenza porque los niños están a la misma altura que los ojos del perro, y el echo de que les miren fijamente es percibido por el perro como una amenaza. El miembro más condescendiente de la familia puede ser víctima más frecuentemente que aquel que es firme con el perro, porque el perro está más seguro de su posición relativa con respecto a la persona que establece las reglas, pero tiene la confianza suficiente para poder pasar por encima de aquel que no se siente tan seguro. En cambio, algunos perros dominantes saben que pueden desplazar a los que son condescendientes y, por lo tanto, no les desafían. En lugar de ello, desafían a la persona más fuerte. La agresividad por dominancia es una condición altamente variable. Cualquier perro que sea agresivo, por cualquier motivo, puede ser potencialmente peligroso. Todos los años hay casos de muerte causadas por perros. La primera regla para tratar perros agresivos debe ser tomar todas las precauciones para asegurar la seguridad de las personas. Las mismas precauciones mantendrán también a salvo al perro.Antes de discutir instrucciones específicas referentes a perros con agresividad por dominacia, es necesario tratar una última área donde existe confusión. Mucha gente confunde dominancia con agresión por dominancia. Un perro puede ser dominante sin ser dominantemente agresivo. Los perros dominantes pueden ser avasalladores,  pueden responder vocalmente, puede gruñir a la gente, pero nunca son agresivos en los contextos indicados. Son avasalladores. No hay evidencia de que cachorros avasalladores tengan necesariamente que convertirse en dominantes dentro de un grupo de perros en un hogar, y no hay evidencia de que perros avasalladores o prepotentes se conviertan en perros dominantemente agresivos. Por definición, agresividad por dominancia es la manifestación de respuestas inapropiadas, fuera de contexto, en situaciones espefícias relacionadas con la autoridad. La prepotencia o la dominancia es un modelo de personalidad. De hecho, mucha gente prefiere perros dominates o prepotentes, porque trabajan bien en situaciones de obediencia y porque muchas personas piensan que esos perros tienen un "plus de personalidad". A pesar de eso, no tienen que ser agresivos inapropiadamente.Finalmente, la agresión por dominancia normalmente se desarrolla junto con la madurez social. Esto genenalmente ocurre entre los 18 y los 36 meses de edad del perro, aunque puede ocurrir antes o depués y aun así es normal. Esto explica por qué tu perro puede ser perfectamente normal de cachorro y aproximadamente a los dos años de edad cambiar de repente. Aunque la mayoría de los perros dominantemente agresivos son machos, la condición no está controlada por las hormonas, si bien la presencia de testosterona podría exacerbar la agresión. El hecho de que la agresión por dominacia ocurra en la madurez social  es otro indicativo de que los clientes no han "causado" el problema. Algunos cachorros hembras que exhiben auténtica agresividad por dominacia son muy jóvenes (de 8 a 24 semanas); estos cachorros podrían haber estado expuestos a andrógenos en el útero. Si bién representan una excepción a las reglas de madurez social, estos perros todavía responden a la modificación de conducta.Por último, evidencias recientes indican que muchos perros exhiben agresividad por dominacia porque muestran inseguridad sobre su papel dentro la jerarquía social. La agresividad en tales situaciones podría tener sus raíces en la ansiedad. Es fundamental que los tratamientos contra la agresividad se centren en reducir la ansiedad. Un sistema de reglas justo y aplicable, podrá llevará a cabo todo ésto sin tener que recurrir a la violencia física o tratando de ser condescenciente, y esto tranquilizará al perro.La clave para tratar todos los perros con problemas de agresividad, especialmente perros dominatemente agresivos, es la de evitar todas las circunstancias que puedan provocar que el perro reacione inapropiadamente. Esto significa, que debes ser un buen observador de tu perro. Si tu perro gruñe siempre que le mires fijamente, no le mires fijamente. Esta instrucción entra en conflicto con otras instrucciones que se encuentran comúnmente en manuales de adiestramiento, pero considera la siguiente lógica. Estás pidiendo al perro que responda a tu desafío (el mirar fíjamente). Un perro ansioso sólo se volverá más ansioso si tu persigues la amenaza. El comportamiento aquí es verdaderamente anormal, el perro no puede echarse atrás ante una amenaza. Si actúas así, te pones a tí mismo en riesgo ante una intensificación en la agresividad de tu perro. No estás cediento ante el perro, estás evitando una circunstancia a través de la cual el perro puede manipularte y en la que la ansiedad sólo puede intensificarse. Según progreses a través de los protocolos y los niveles 1 y 2 de los programas de modificación de conducta, estarás enseñando gradualmente a tu perro que debe guardarte respeto (deferencia) para conseguir cualquier tipo de atención.Estas reglas también disminuyen la ansiedad en el perro. Más tarde, desensibilizarás al perro en situaciones en las cuales éste responde inadecuadamente. No puedes hacer todo esto simultáneamente. Recuerda, cada vez que el perro tenga una respuesta inapropiada, ocurren tres cosas:   1. El perro aprende de ello y aprende a reconocer de tus miedos y debilidades (los perros leen la comunicación no verbal muy bien, probablemente mejor que tú)   2. Refuerzas la conducta inapropiada simplemente permitiendo que continúe ocurriendo.   3. El perro reincide porque un acontecimiento violento le disgusta y le produce más ansiedad. Muchos perros actúan como si encontraran traumática su propia demostración de agresividad. Ellos se dan cuenta de que pasa algo que les causa desdicha, pero no pueden escapar de ello. Recuerda que los perros no desobedecen simplemente por desobedecerte, sino que se comportan así porque su conducta es anómala y necesitan ayuda.La estrategia más segura para tratar con cualquier perro agresivo, particularmente para los dominantemente agresivos, es prestar atención solamente cuando el perro muestra deferencia hacia ti (Ver: "La Enseñanza del Respeto (Protocolo de Deferencia): Programa Básico"). Esta simple regla se puede generalizar para cualquier situación en la que se pueda encontrar el perro y le ayudará a reforzar no sólo aquellos tipos de conducta que van a ayudar al perro, sino también aquellos que tu desees.Lista de Control   1. No intentes agarrar al perro con la mano o por el collar o tirarle de las patas. Primero, haz que el perro se siente y permanezca quieto. Entonces puedes llevarle con la correa o, preferentemente con un Gentle Leader/Promise System Canine Head Collar (*ref. en español: gentle-leader, *ref oficial en inglés: gentleleader.co.uk) (Nota del traductor: En España conocido como Halty). Todos los collares tipo Halty, te permiten controlar la dirección del cuerpo del perro y tener un control más seguro sobre él. El Gentle Leader/Promise System Canine Head Collar (o Halty), te permite cerrar el hocico del perro si se pone agresivo. Esto te mantiene a salvo e impide que el perro intensifique la agresión, en el mejor momento en el que el perro puede aprender. Si no puedes tender la mano hacia tu perro sin obtener una demostración de agresividad, utiliza una correa tipo lazo para pasear al perro.   2. No molestes al perro cuando está descansando, durmiendo o tumbado frente a la puerta, en el sofá o la cama. No pases por encima del perro. Siempre pídele que se venga hacia tí luego que se siente y permanezca quieto. Asegurate de no arrastrar o empujar al perro al perro fuera del sofá o de la cama si tiene sus patas encima tuyo o está apoyado sobre tí. Siempre advierte a tu perro de tus intenciones y después pídele que venga y se siente y permanezca quieto para obtener cualquier tipo de atención.   3. Si el perro te araña o salta sobre tí u otras personas, no empujes o tires del perro hacia abajo. En lugar de eso, date la vuelta, dobla los brazos e ignórale totalmente.   4. Si es necesario, pasea al perro sólo con un collar tipo Halty. Advierte a los vecinos que eso no es un bozal, sino que estás trabajando una modificación de conducta con el perro. Diles que si entienden lo que les pides, ayudarán al perro.   5. No jueges agresivamente con el perro (propinándole cachetes o haciendo "lucha libre"). Juega sólo con juguetes. Puedes saludar al perro dándole un juguete de trapo y jugar a "agarrar y tirar" con el juguete sólo si comienzas el juego con el perro sentado, pides al perro que coja el juguete, el perro coje el juguete sólo a tu orden, el perro suelta el juguete cuando se le dice que lo haga y .... siempre ganas el juego. Si no puedes llevar a cabo todas estas facetas del juego con exactitud, no jueges con el perro a "agarrar y tirar" del juguete, ya que estarás provocando que la situación se tuerza.   6. No permitas que el perro duerma en tu cama. Puede que incluso no debas permitir que el perro duerma en tu habitación. Ésto minimiza la posibilidad de que ocurra involuntariamente un trato inadecuado cuando estás dormido o seas menos capaz de anticiparte a un problema de conducta. La clave está en preparar al perro para tener éxito los objetivos, no para fallar.   7. La hora de darle la comida puede ser una situación reactiva. Muchos perros con agresividad relacionada con la comida, también presentan agresividad por dominacia. Si es necesario, ponle la comida al perro en una habitación separada, con la puerta cerrada para prevenir cualquier incidente violento. Si tienes niños pequeños deberías poder cerrar la puerta con llave. Si le das al perro restos de comida, debes echarle todos esos restos en su plato. No se debe permitir al perro pedir en la mesa y debe estar sentado y quieto en todo momento cuando se le va a poner su plato de comida. No le des de comer al perro desde la mesa si normalmente se pone agresivo cuando se trata de comida, porque esto crea una situación potencialmente explosiva y muy dificil de controlar.   8. No castigues físicamente al perro. Sin excepciones. Siempre vas a perder, porque causarás que el perro se ponga cada vez más ansioso o agresivo. Si el perro gruñe o se abalanza, dile No y rompre la situación. Puedes hacer esto pidiendole que entre en otra habitación y se siente, o también dejando ahí al perro y marchándote. Si el perro lleva un collar tipo Halty, tira del collar para que se cierre y díle No. Inmediatamente, dirige al perro con rapidez lejos de la situación que incita la conducta. Si es necesario sacar al perro de la habitación o de una situación determinada, espera a que el perro esté calmado. Después, practica unos pocos ejercicios de sentado (sit) y de permanecer quieto, de modo que se de cuenta de que debe actuar apropiadamente para obtener "buenas" atenciones. Recuerda, intenta evitar cualquier situación de agresividad.   9. Advierte a tus amigos y vecinos de que cualquier perro agresivo puede ser potencialmente peligroso y de que deben acatar tus instrucciones para minimizar el peligro para el perro y para ellos mismos. Si es necesario, cuando haya visitas mantén al perro en otra habitación y preséntale a los invitados sólo cuando tenga puesto el collar tipo Halty, y solamente cuando todo esté relajado. Si no haces ésto, puede que el perro no se intregre.  10. Si el perro continúa ladrando o gruñendo o te ignore en cualquier circunstancia y, si volviendo a hacer un ejercicio o tarea que que el perro conoce ya bien, ésto aun no funciona, márchate y déjale sólo o aíslale en otra habitación. El destierro es la más potente forma de corrección que puedes utilizar, pues elimina la habilidad del perro para controlar cualquier parte de la situación. Estos perro están habitualmente ansiosos y dependen de la constante interacción y manipulación para calmarse a ellos mismos. Eliminado esa opción y reemplazándola con un sistema coherente de reglas que ayude al animal a relajarse, puede ser el primer paso para poder enseñarle una conducta más apropiada.  11. Una vez que el perro esté controlado con los dos niveles de los protocolos de modificación de conducta y las técnicas tratadas previamente, es importante continuar reforzando el comportamiento adecuado del perro durante el resto de su vida. Los lapsos, invariablemente, resultan en una regresión en el comportamiento. Ésto ocurre porque el perro necesita reafirmación en la conducta. La agresividad no se cura, pero se puede controlar. Los perros con agresividad por dominancia no son individuos normales, pero pueden aprender a comportarse con normalidad.La medicación contra la ansiedad puede ayudar a algunos perros que, de otro modo, no tendrían éxito con este programa. Recuerda, si se decide que la medicación puede beneficiar al perro, tienes que usarla como complemento a la modificación de conducta, no en lugar de ello. Agresividad por miego.La agresividad por miedo hacia las personas tiene la misma frecuencia en machos que en hembras-no es una conducta sexualmente dimórfica-; es la segunda forma más importante después de la agresividad por dominancia; y depende mucho de factores genéticos.1. Miedo.Según Álvarez (2.007), el miedo es la respuesta normal de autoprotección que muestra un animal frente a situaciones que son percibidas como una amenaza para él. El dolor, el miedo y otras formas de sufrimiento no ocurren en la naturaleza por azar o por capricho, sino que son producidas por la selección natural como mecanismos adaptativos, para evitar heridas y escapar a los peligros y representan una ventaja evolutiva tanto para el hombre como para otros animales.Sabemos que para el carácter miedo, la heredabilidad en el perro doméstico es de 0,4-0,5, es decir, que si un perro es miedoso y tiene descendencia, tendrá una probabilidad del 40-50% de que sus hijos hereden el mismo carácter. Si el carácter miedo lo posee la madre, las crías se verán  bastante influenciadas ya que las enseñanzas de ésta irán encaminadas a formar hijos miedosos. Todo lo anterior es debido a que el componente hereditario conductual materno es siempre superior al paterno, ya que a causa de la domesticación el Canis familiaris es poliginándrico, el macho no otorga los cuidados parentales por la no certeza de paternidad, siendo la hembra la que los otorga, por lo que “el componente  conductual materno se manifiesta más”.Partiendo de la base que el comportamiento es una interacción compleja entre genes y medio ambiente, lo que podemos hacer para disminuir la intensidad de la respuesta de miedo en la edad adulta sería la manipulación del cachorro durante la fase neonatal y por otro lado durante el periodo de socialización sería muy importante que tuviera contacto con todos los estímulos posibles-sobre todo con niños- lo que nos aseguraría que nuestro perro no mostrara después miedo frente a dichos estímulos.Un factor determinante de la intensidad de la respuesta de miedo sería el rango de percepción sensorial del individuo. Por poner un ejemplo, tenemos el grado de sensibilidad corporal, que lo podemos definir como el grado de reacción del animal respecto a los estímulos de contacto y así como de proximidad. Los perros con un grado de sensibilidad corporal muy alto reaccionan mal frente a estímulos de contacto, a los lugares muy estrechos y así como a la proximidad de la gente.2. Agresividad.Sabemos que la agresividad en el perro doméstico no es hereditaria, a  excepción dada del carácter miedo. Este es el responsable de una agresividad muy peligrosa cuando nuestro perro “cree o entiende” que su supervivencia está en peligro.La agresividad  es una respuesta que cualquier ser vivo ofrece en situaciones que suponen una amenaza-o que son percibidas como tal- o ataque como consecuencia de un estímulo que lo desencadena.La conducta agresiva es una conducta de adaptación que, directa o indirectamente, beneficia al individuo. El acto agresivo en el perro doméstico es un comportamiento que la selección natural ha premiado y por lo tanto que ha evolucionando en pro de su supervivencia y reproducción.Cuando los perros muerden arriesgan mucho, ya que según Reisner (2.002), el ataque físico es una estrategia de alto riesgo debido a las graves consecuencias del daño, los individuos heridos tienen menos éxito transmitiendo sus genes a los descendientes. Entonces, no sorprende ver la evolución de los sistemas basadas en amenazas y posturas que minimizan el riesgo de contacto físico para resolver las disputas.3. Aprendizaje de la Agresividad.Es muy importante tener presente que los perros siempre están aprendiendo.Si el perro reacciona con agresividad ante una persona y tiene éxito-consigue aumentar el área crítica o bien la persona sale huyendo por miedo-, ese comportamiento se repetirá porque ha sido reforzado. Si es reforzado en muchas ocasiones-por condicionamiento instrumental u operante- será muy difícil de modificar ese comportamiento.Un perro que tiene miedo a una persona actuará con una estrategia pasiva-conductas de evitación y huida- y si el mismo ve que estos comportamientos no dan buenos resultados pasará a otra estrategia activa a la hora de incrementar la distancia social.La agresión o conductas agresivas permiten al perro conseguir el control de la situación, reforzando la conducta y aumentando la probabilidad de que el perro escoja este modelo de conducta en situaciones comparables en el futuro. Hay que tener presente que la conducta seleccionada en última instancia en un evento de miedo, es probable que se seleccione de nuevo, dado que esa conducta fue satisfactoria resolviendo la respuesta emocional negativa y la respuesta de estrés asociada en esa ocasión. Cada vez que el perro no consigue alivio las estrategias de agresividad se hacen más y más activas.Por ejemplo, un perro que en la actualidad ya gruñe a la gente y si con los gruñidos en un futuro no encuentra alivio, es decir, las personas no se retiran dejando de invadir su área crítica-esta conducta no se ve reforzada y pasa a extinguirse-, pasará a otra estrategia más activa como enseñar los dientes, intentar morder o incluso morder. Al final, la última estrategia en la que el perro encuentre alivio-dejando la persona de invadir su área crítica-, será seleccionada en la próxima ocasión, ya que la misma ha sido reforzada positivamente. Aquí el perro no solo está aprendiendo que comportamientos le funcionan y cuáles no le funcionan, sino que también aprende a predecir situaciones parecidas, generalizando la agresividad. Por eso es muy importante que la cosa no llegue a más, es decir, que no pase de los gruñidos.Hay que tener presente que si una estrategia no le funciona a un perro, probará otra y teniendo un resultado exitoso se seleccionan otros comportamientos, inmediatamente, de ahí la posterior apariencia de la llamada agresión “impredecible” y “no provocada”.4. Diagnóstico Diferencial.* Hipotiroidismo: Puede ser un factor agravante de la agresividad por lo que resulta conveniente realizar una determinación de los niveles de T4 y TSH, con objeto de saber si efectivamente la conducta del perro obedece a una combinación de miedo e hipotiroidismo (Manteca, 2.003).* Agresividad por dominancia: Algunos perros muestran posturas de agresividad defensiva, en vez de ofensiva, pero en contextos de agresividad competitiva. Esto puede resultar contradictorio, pero se explica en la no consistencia del propietario en su relación jerárquica con el animal, es decir, en algunas ocasiones se muestra como dominante y otras como subordinado en un mismo contexto, consiguiendo confundir al perro, que no sabe cómo tiene que comportarse y reacciona al mismo tiempo con posturas de sumisión y dominancia. Incluso puede mostrarse como dominante unas veces y subordinado otras, ya que las relaciones de dominancia no son absolutas. Para poder llegar a un buen diagnóstico hay que ver los contextos en los que aparece dicha agresividad, las personas a las que va dirigida y la postura del animal.* Agresividad Territorial: Esta agresividad se da hacia personas desconocidas que entran en el territorio del animal-la casa en la que viven, el coche en el que van, etc.- y la postura del animal es ofensiva. Pero si estamos ante un perro estresado, miedoso, inseguro y que no esté equilibrado, lo anterior no se cumplirá ya que defendiendo el territorio el perro mostrará un lenguaje corporal defensivo. Para poder llegar a un buen diagnóstico hay que ver los contextos en los que aparece, las personas a las que va dirigida y la postura del animal.5. Diagnóstico.La misma se manifiesta en respuesta a estímulos que suponen una amenaza para el animal, especialmente cuando el mismo no puede huir.Hay un par de factores de riesgo. El primero, sería una experiencia traumática sufrida por el animal y el segundo y más importante sería la falta de contacto con personas durante el periodo de socialización, aunque este no siempre es determinante. Según Overall (1.997), el margen entre los perros socializados y no socializados que muestran agresividad no es tan grande como muchos creen, lo cual nos lleva a una teoría de etiología más genética (O’Heare, 2.007).El perro puede mostrar miedo a niños y no a personas jóvenes o mayores, o viceversa, solo a desconocidos o a todas las personas en general.La reacción agresiva puede aparecer cuando intentamos acercarnos al perro, por un determinado movimiento o acción de la persona-por ejemplo, mirarle fijamente a los ojos-. La postura del animal es de agresividad defensiva-cola recogida entre las patas, orejas retraídas hacia atrás, grupa agachada y en ocasiones, poli erección-, primero evitando el contacto y reculando después. Estos perros puede que ocasionalmente ataquen cuando retrocede el estímulo que provocó el miedo. Este tipo de agresividad también puede ir acompañada de ladridos.Quiero recordar que la conducta agresiva no solo se basa en morder, basta con gruñir o enseñar los dientes.6. Tratamiento.El mismo tiene dos vertientes, el Adiestramiento y la Farmacología (se detalla en el punto 7).El tratamiento se basa en reducir el estímulo que induce las conductas agresivas hasta tal punto que el animal no reaccione. Esto se consigue con el contracondicionamiento y  buscamos que el perro efectúe una conducta durante el acercamiento de las personas a las que tiene miedo que sea incompatible con una respuesta de agresividad-gruñidos, desnudamiento de los colmillos o mordedura-, disminuyendo por tanto esta.Esto se consigue mediante un programa de adiestramiento consistente en la desensibilización sistemática. La misma consiste en exponer al perro a estímulos a un nivel muy bajo de exposición, controlando la distancia, duración y distracción para que el animal no experimente una respuesta sensibilizada, y de este modo se le permite al mismo habituarse a la intensidad de la exposición.Este programa debe incluir una serie de ejercicios de obediencia en la que se tenga un buen control sobre el animal. Una vez se ha conseguido esto,  debe exponerse al animal a las situaciones que desencadenan la agresividad. El propietario debe interrumpir los primeros síntomas de agresividad mediante una orden de bloqueo-por ejemplo, el comando NO- o respuesta incompatible -por ejemplo, la orden de sentado- y seguidamente hay que recompensar con comida, caricias-las mismas tienen un efecto calmante sobre los perros “temerosos” o ansiosos- o juego las respuestas no agresivas. Disminuir la tensión con el juego lo veo muy importante.También es muy importante, que no se recompense jamás al animal intentando tranquilizarlo-ni verbalmente, ni con caricias, ni miradas- cuando se muestra agresivo ya que esto reforzaría la conducta, con lo que la misma tenderá a repetirse.Todo este proceso se debe de hacer de una forma gradual-pasito a pasito- y el animal en las primeras sesiones debe mantener una distancia relativamente grande con las personas que desencadenan la agresividad, reduciéndose paulatinamente dicha distancia conforme el perro vaya respondiendo al adiestramiento. Hay que evitar que haya una exposición muy intensa al estímulo-inundación- que desencadena el miedo ya que nos podría echar por tierra todo el proceso de desensibilización. En la inundación se trata de exponer al animal al estímulo en su máxima intensidad que desencadena  la respuesta no deseada y de la que no se le permite escapar hasta que aprenda a aceptar la situación-habituación-, eso si llega a aceptarla claro. Esta técnica es la que utiliza el Sr. Cesar Millán en la televisión, cosa que como habrán comprobado los lectores no apruebo, a causa de que lo único que puede hacer es empeorar la situación existente. Es más, con esta técnica personalmente pienso que se estaría castigando al animal y el castigo está contraindicado en el tratamiento de este problema, ya que por muy aversivo que fuese el mismo, siempre lo será más el estímulo que desencadena la conducta agresiva en el animal.Es imprescindible decirle a todas las personas a las que  tiene miedo el perro, que las mismas eviten en todo momento, por un lado,  el invadir su área crítica  y por otro,  la  realización de comunicaciones agonísticas o de intención hacia él, para así evitar que se desencadenen reacciones agresivas hacia las mismas.Por supuesto, es mi deber recomendar el uso de Bozal o Halty para evitar que en un futuro haya lesiones. El bozal se debería introducir de forma gradual por alguien que sepa cómo debe ser ajustado.Para los ejercicios de modificación de conducta sería muy beneficioso para el perro la presencia de dominantes que estén equilibrados y que no reaccionen ante el estímulo que provoca el miedo-aprendizaje social-.En los ejercicios de modificación de la conducta el perro tiene que estar en privacidad del reforzador (comida, caricias o juego) ya que si hay una saciedad este no hará las veces como tal. Por ejemplo, si el perro acaba de comer y esta saciado, la comida no le servirá como refuerzo; sin embargo si esta se utiliza y el perro está unas 4 ó 5 horas sin comer, la comida sí que tendrá un efecto muy potente como reforzador.Estimulación física del animal.El ejercicio físico aumenta los niveles de serotonina en sangre y relaja al animal, a la vez que le permite desarrollar su conducta exploratoria, lo que los equilibra física y mentalmente. Aconsejo realizarlo todos los días.Estimulación mental del animal.Los juguetes interactivos son esenciales para que el animal esté entretenido, por ejemplo los kongs u otros específicos. Estos serán rellenados de alimento extremadamente apetitoso para él, de  manera que el perro pueda ocupar su tiempo intentando alcanzar el contenido de estos juguetes. También se le puede dar un hueso crudo de rotula de vaca ya que esto tiene calcio, etc..., la cuestión es que esté entretenido.También sería muy importante realizarle al perro la inhibición de la mordida para que así desarrolle una “boca blanda” y evitar lesiones graves.Sin inhibición del mordisco, socialización o habituaciónMORDISCO NO INHIBIDO+DIENTES+AMENAZA PERCIBIDA=MORDISCO DAÑINOCon inhibición del mordisco, sin socialización o habituaciónMORDISCO INHIBIDO+DIENTES+AMENAZA PERCIBIDA=MORDISCO NO DAÑINOCon inhibición del mordisco, socialización y habituaciónMORDISCO INHIBIDO+DIENTES+NO AMENAZA PERCIBIDA=NO MORDISCO7. Tratamiento farmacológico.El tratamiento farmacológico no siempre es necesario, pero puede ser útil en aquellos casos en los que la respuesta de miedo del animal es muy intensa. La amitriptilina es, probablemente uno de los fármacos de elección (Manteca, 2.003). La amitriptilina es un Antidepresivo Tricíclico (ATCs) y sus efectos pueden tardar en notarse sobre 1-2 semanas.En ninguna circunstancia deben utilizarse fenotiacinas  o fármacos ansiolíticos  como las benzodiacepinas, puesto que pueden aumentar la peligrosidad en el perro (Manteca, 2.003). Estos inhiben el miedo lo que puede potenciar la agresividad. También por otro lado, los mismos dificultan el aprendizaje.8. Pronóstico.El pronóstico es variable y depende entre otras cosas, de la causa del problema (Manteca, 2.003).Las causas serían las siguientes:- si es por la falta de contacto con las personas durante el periodo sensible de socialización, tiene peor pronóstico.- si es por una causa traumática, tiene mejor pronóstico.- la edad que tenga el animal. No es lo mismo que le pase a un cachorro o perro joven que aun perro que ya es adulto-ya ha llegado a la fase de madurez sexual-, es decir, ya ha fijado los patrones de comportamiento.- la experiencia que ha tenido el animal en este tipo de agresividad-el aprendizaje de la agresividad-.- la respuesta de animal al miedo. Hay que tener presente que tanto el miedo como el estrés dificultan el aprendizaje. Cuanto más intensa sea la respuesta peor pronóstico.- la duración del problema. Cuanto más tiempo, peor pronóstico.- la actitud del propietario en lo referente a la habilidad y la predisposición para  trabajar con el perro.
Denunciar mensaje Citar
Usuario Titulo: ayuda, akita ataco

Hatton

Aprendiz
PuntuaciónPuntuaciónPuntuaciónPuntuaciónPuntuación
10 mensajes
Hatton
0 Albumes (0 fotos)
1 perros (4 fotos)

Sexo: Hombre
Edad: 43 años
Provincia: Quintana Roo
Publicado: Monday 20 de September de 2010, 22:29
Interesantisimo!!
Denunciar mensaje Citar
Usuario Titulo: ayuda, akita ataco

cucaracho

Aprendiz
PuntuaciónPuntuaciónPuntuaciónPuntuaciónPuntuación
4 mensajes
Sin foto
0 Albumes (0 fotos)
0 perros (0 fotos)

Sexo: Hombre
Edad: 45 años
Provincia: Valparaíso
Publicado: Wednesday 22 de September de 2010, 03:20
OJOOOOOOOOOOO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!La agresividad en los perros puede ser detonada por muchos factores, según la AVSAB (American Veterinary Society of Animal Behavior) existen alrededor de 20 tipos diferentes de agresividad canina pero aquí solo te diré los tipos más frecuentes. * Agresividad por dominancia.* Agresividad por miego.* Agresividad frustrada o de ansiedad.* Hipertiroidismo.* Dolencias.Puedes leer de ellas en el Sr. Google, pero por lo que cuentas lo mas probable es que sea una de las dos siguientes (aunque se tendría que valorar más a fondo con la ayuda de un profesional)Agresividad por dominancia.El problema de conducta más común con perros con agresividad es la agresión por dominancia. Cualquier perro que sea agresivo por cualquier motivo puede ser potencialmente peligroso para los humanos o para otros perros, pero los perros con agresividad por dominancia pueden ser particularmente peligrosos porque su problema está arraigado en la lucha con las personas por la autoridad.Mucho se ha escrito sobre la percepción que tienen los perros sobre las personas como parte de su manada. Ésto simplifica la situación. Es más previsible que los perros y los humanos puedan vivir juntos sin problemas en cualquier situación posible, porque el sistema social de los perros y el de los humanos son muy similares. Los perros viven en grupos familiares extensos, tienen un amplio sentido del cuidado paternal, y usan una amplia comunicación vocal y no vocal. Aun más importante, los perros tienen un sistema social basado en el respeto y la deferencia, no en la violencia física ni en la autoridad.Mucha gente se imagina a los perros constantemente peleando por el mando y el estatus. De hecho, todos los estudios sobre la conducta de los lobos y perros salvajes ha indicado justo lo contrario: la agresión y la violencia son excepciones. La clave para la domesticación de los perros para su relación de trabajo y servicio con los humanos está basado en esta similaridad social: Ambos sistemas sociales se mantienen por amplios esquemas de respeto y de intercambio de señales, que comunican respetuosidad y otros signos. Esto significa que hay una jerarquía, y que, en ambos sistemas, algunos individuos son de rango más elevado y otros de rango más bajo, pero esta jerarquía es relativa, no absoluta. El estatus puede venir determinado por la edad relativa y la composición sexual del grupo social y por la puesta en escena de ciertas aptitudes. Al tener los perros tanto en común con las personas en lo que respecta a la estructura social, también compartimos muchas señales que pueden ser reconocidas. La mayor parte de la gente puede reconocer los mensajes que transmiten las señales de los perros, pero muchas personas tienen problemas con las señales de los gatos. Los gatos no provienen de animales que compartan nuestro sistema social, y no les hemos seleccionado para que actuen con las mísmas capacidades para las cuales hemos seleccionado a los perros. Reconocemos las señales caninas por la convergencia de nuestros sistemas sociales.Un mismo tipo de señales se pueden dar en un contexto en el que nosotros, como humanos, reconocemos como una señal que quiere decir una cosa, y el perro la reconoce con un significado diferente. Por ejemplo, mucha gente afirma creer que su perro está dando un "abrazo" cuando pone sus patas sobre los hombros de una persona. Por lo general, esto no es un abrazo, sino más bien un desafío. En la comunicación entre perros, presionar sobre otro usando las patas delanteras es un signo inequívoco de desafio. Los perros no "abrazan" en el mismo contexto que el que nosotros lo hacemos. De hecho, a muchas peronas las apretujan otras bajo la apariencia de un simple abrazo, pero reconocen, con acierto, este acto como una amenaza. Ésta es la importancia del contexto.El problema de la mímica, complica aun más la interpretación de situaciones que involucran "abrazos" y "sonrisas". La gente puede enseñar a su perro a abrazar con una orden, o enseñarles sin querer a hacerlo premiándole con atenciones, y creen que es un comportamiento afectivo. Otro ejemplo de mímica ocurre cuando los clientes dicen que sus perros les "sonríen" cuando juegan. Primero, los perros no tienen la misma musculatura facial que las personas (eso es por lo que no tienen tantas expresiones faciales) y, técnicamente, no "sonríen" en el mismo sentido que las personas. Todos sabemos lo que quiere decir cuando vemos un perro muy contento, con la boca abierta y la comisura de los labios hacia atrás. Pero no sería correcto atribuir a este gesto toda la interpretación que los humanos usamos cuando hablamos de "sonreír". En algunas culturas humanas, sonreir es una amenaza. Segundo, no se aprecian "sonrisas" en las interaciones entre los perros. De cualquier manera, los perro son grandes imitadores y pueden aprender a ser recompensados con cariño y elogios por expresiones faciales que los humanos consideramos agradables.La argumentación anterior es muy importante para tratar la agresividad por dominancia en los perros, porque la mayor parte de la gente no reconoce la mayoría de las conductas que están correlacionadas como problemáticas con la agresividad por dominancia. Estos perros están centrados en el manejo de la autoridad. Para ayudarles, es imperativo para los clientes reconocer y abortar incluso las conductas más sutiles asociadas con la agresión por dominancia. A los perros que presentan agresividad por dominancia, rutinariamente, les desagrada ser empujados fuera del sofá o la cama, actuarán de forma agresiva cuando los humanos les miran fíjamente, les molesta que les empujen por los hombros o el lomo, pueden reaccionar con agresividad cuando alguien les toca la cabeza, (incluso cuando sea para ponerles la correa), pueden llegar a ponerse agresivos cuando cuando se les corrige verbalmente o con la correa e intensifican su agresión cuando se les castiga físicamente.Muchos de estos perros son muy perspicaces y causan que los clientes redirijan sus actividades. Estos perros pueden estar tumbados frente a la puerta o los muebles, de modo que las personas tengan que evitar tales áreas y pueden estar apoyados o con una pata descansando sobre el cliente a la primera oportunidad que tengan. Los clientes amenudo preguntan como pueden distinguir estas conductas de aquellas que son meramente para avasallar o llamar la atención. Los clientes tienen que aprender a analizar si la reacción es apropiada en ese contexto específico. Si el perro se apoya sobre ti, simplemente para llamar la atención, debes ser capaz de desplazar físicamente al perro sin que éste reaccione de forma agresiva. Esta prueba puede ser muy arriesgada para ciertos perros de los que se piensa pueden presentar agresividad por dominancia. Los clientes pueden aprender a observar indicaciones más sutiles. Los perros que se apoyan sobre ti para obtener atención no se ponen tensos, ni abren los ojos y luego se desplazan de modo que de nuevo te están rozando o haciendo presión sobre ti - la mayoría de los perros dominantemente agresivos lo hacen. Los perros que buscan proximidad normalmente obedecen a indicaciones verbales para apartarse o tumbarse y utilizan entonces una actitud solícita (giran la cabeza hacia un lado, te rodean, lloriquea, mueven el rabo, echan las orejas hacia tras y así sucesivamente). Los perros con agresividad por dominancia pueden "contestar", ponerse más rígidos o reaccionar con agresividad. Se recomienda precaución en estos casos.No todos los miembros de la familia pueden ser víctimas por igual del perro con un problema de agresividad por dominancia. Algunos perros pueden a menudo percibir a los niños pequeños como una amenza porque los niños están a la misma altura que los ojos del perro, y el echo de que les miren fijamente es percibido por el perro como una amenaza. El miembro más condescendiente de la familia puede ser víctima más frecuentemente que aquel que es firme con el perro, porque el perro está más seguro de su posición relativa con respecto a la persona que establece las reglas, pero tiene la confianza suficiente para poder pasar por encima de aquel que no se siente tan seguro. En cambio, algunos perros dominantes saben que pueden desplazar a los que son condescendientes y, por lo tanto, no les desafían. En lugar de ello, desafían a la persona más fuerte. La agresividad por dominancia es una condición altamente variable. Cualquier perro que sea agresivo, por cualquier motivo, puede ser potencialmente peligroso. Todos los años hay casos de muerte causadas por perros. La primera regla para tratar perros agresivos debe ser tomar todas las precauciones para asegurar la seguridad de las personas. Las mismas precauciones mantendrán también a salvo al perro.Antes de discutir instrucciones específicas referentes a perros con agresividad por dominacia, es necesario tratar una última área donde existe confusión. Mucha gente confunde dominancia con agresión por dominancia. Un perro puede ser dominante sin ser dominantemente agresivo. Los perros dominantes pueden ser avasalladores,  pueden responder vocalmente, puede gruñir a la gente, pero nunca son agresivos en los contextos indicados. Son avasalladores. No hay evidencia de que cachorros avasalladores tengan necesariamente que convertirse en dominantes dentro de un grupo de perros en un hogar, y no hay evidencia de que perros avasalladores o prepotentes se conviertan en perros dominantemente agresivos. Por definición, agresividad por dominancia es la manifestación de respuestas inapropiadas, fuera de contexto, en situaciones espefícias relacionadas con la autoridad. La prepotencia o la dominancia es un modelo de personalidad. De hecho, mucha gente prefiere perros dominates o prepotentes, porque trabajan bien en situaciones de obediencia y porque muchas personas piensan que esos perros tienen un "plus de personalidad". A pesar de eso, no tienen que ser agresivos inapropiadamente.Finalmente, la agresión por dominancia normalmente se desarrolla junto con la madurez social. Esto genenalmente ocurre entre los 18 y los 36 meses de edad del perro, aunque puede ocurrir antes o depués y aun así es normal. Esto explica por qué tu perro puede ser perfectamente normal de cachorro y aproximadamente a los dos años de edad cambiar de repente. Aunque la mayoría de los perros dominantemente agresivos son machos, la condición no está controlada por las hormonas, si bien la presencia de testosterona podría exacerbar la agresión. El hecho de que la agresión por dominacia ocurra en la madurez social  es otro indicativo de que los clientes no han "causado" el problema. Algunos cachorros hembras que exhiben auténtica agresividad por dominacia son muy jóvenes (de 8 a 24 semanas); estos cachorros podrían haber estado expuestos a andrógenos en el útero. Si bién representan una excepción a las reglas de madurez social, estos perros todavía responden a la modificación de conducta.Por último, evidencias recientes indican que muchos perros exhiben agresividad por dominacia porque muestran inseguridad sobre su papel dentro la jerarquía social. La agresividad en tales situaciones podría tener sus raíces en la ansiedad. Es fundamental que los tratamientos contra la agresividad se centren en reducir la ansiedad. Un sistema de reglas justo y aplicable, podrá llevará a cabo todo ésto sin tener que recurrir a la violencia física o tratando de ser condescenciente, y esto tranquilizará al perro.La clave para tratar todos los perros con problemas de agresividad, especialmente perros dominatemente agresivos, es la de evitar todas las circunstancias que puedan provocar que el perro reacione inapropiadamente. Esto significa, que debes ser un buen observador de tu perro. Si tu perro gruñe siempre que le mires fijamente, no le mires fijamente. Esta instrucción entra en conflicto con otras instrucciones que se encuentran comúnmente en manuales de adiestramiento, pero considera la siguiente lógica. Estás pidiendo al perro que responda a tu desafío (el mirar fíjamente). Un perro ansioso sólo se volverá más ansioso si tu persigues la amenaza. El comportamiento aquí es verdaderamente anormal, el perro no puede echarse atrás ante una amenaza. Si actúas así, te pones a tí mismo en riesgo ante una intensificación en la agresividad de tu perro. No estás cediento ante el perro, estás evitando una circunstancia a través de la cual el perro puede manipularte y en la que la ansiedad sólo puede intensificarse. Según progreses a través de los protocolos y los niveles 1 y 2 de los programas de modificación de conducta, estarás enseñando gradualmente a tu perro que debe guardarte respeto (deferencia) para conseguir cualquier tipo de atención.Estas reglas también disminuyen la ansiedad en el perro. Más tarde, desensibilizarás al perro en situaciones en las cuales éste responde inadecuadamente. No puedes hacer todo esto simultáneamente. Recuerda, cada vez que el perro tenga una respuesta inapropiada, ocurren tres cosas:   1. El perro aprende de ello y aprende a reconocer de tus miedos y debilidades (los perros leen la comunicación no verbal muy bien, probablemente mejor que tú)   2. Refuerzas la conducta inapropiada simplemente permitiendo que continúe ocurriendo.   3. El perro reincide porque un acontecimiento violento le disgusta y le produce más ansiedad. Muchos perros actúan como si encontraran traumática su propia demostración de agresividad. Ellos se dan cuenta de que pasa algo que les causa desdicha, pero no pueden escapar de ello. Recuerda que los perros no desobedecen simplemente por desobedecerte, sino que se comportan así porque su conducta es anómala y necesitan ayuda.La estrategia más segura para tratar con cualquier perro agresivo, particularmente para los dominantemente agresivos, es prestar atención solamente cuando el perro muestra deferencia hacia ti (Ver: "La Enseñanza del Respeto (Protocolo de Deferencia): Programa Básico"). Esta simple regla se puede generalizar para cualquier situación en la que se pueda encontrar el perro y le ayudará a reforzar no sólo aquellos tipos de conducta que van a ayudar al perro, sino también aquellos que tu desees.Lista de Control   1. No intentes agarrar al perro con la mano o por el collar o tirarle de las patas. Primero, haz que el perro se siente y permanezca quieto. Entonces puedes llevarle con la correa o, preferentemente con un Gentle Leader/Promise System Canine Head Collar (*ref. en español: gentle-leader, *ref oficial en inglés: gentleleader.co.uk) (Nota del traductor: En España conocido como Halty). Todos los collares tipo Halty, te permiten controlar la dirección del cuerpo del perro y tener un control más seguro sobre él. El Gentle Leader/Promise System Canine Head Collar (o Halty), te permite cerrar el hocico del perro si se pone agresivo. Esto te mantiene a salvo e impide que el perro intensifique la agresión, en el mejor momento en el que el perro puede aprender. Si no puedes tender la mano hacia tu perro sin obtener una demostración de agresividad, utiliza una correa tipo lazo para pasear al perro.   2. No molestes al perro cuando está descansando, durmiendo o tumbado frente a la puerta, en el sofá o la cama. No pases por encima del perro. Siempre pídele que se venga hacia tí luego que se siente y permanezca quieto. Asegurate de no arrastrar o empujar al perro al perro fuera del sofá o de la cama si tiene sus patas encima tuyo o está apoyado sobre tí. Siempre advierte a tu perro de tus intenciones y después pídele que venga y se siente y permanezca quieto para obtener cualquier tipo de atención.   3. Si el perro te araña o salta sobre tí u otras personas, no empujes o tires del perro hacia abajo. En lugar de eso, date la vuelta, dobla los brazos e ignórale totalmente.   4. Si es necesario, pasea al perro sólo con un collar tipo Halty. Advierte a los vecinos que eso no es un bozal, sino que estás trabajando una modificación de conducta con el perro. Diles que si entienden lo que les pides, ayudarán al perro.   5. No jueges agresivamente con el perro (propinándole cachetes o haciendo "lucha libre"). Juega sólo con juguetes. Puedes saludar al perro dándole un juguete de trapo y jugar a "agarrar y tirar" con el juguete sólo si comienzas el juego con el perro sentado, pides al perro que coja el juguete, el perro coje el juguete sólo a tu orden, el perro suelta el juguete cuando se le dice que lo haga y .... siempre ganas el juego. Si no puedes llevar a cabo todas estas facetas del juego con exactitud, no jueges con el perro a "agarrar y tirar" del juguete, ya que estarás provocando que la situación se tuerza.   6. No permitas que el perro duerma en tu cama. Puede que incluso no debas permitir que el perro duerma en tu habitación. Ésto minimiza la posibilidad de que ocurra involuntariamente un trato inadecuado cuando estás dormido o seas menos capaz de anticiparte a un problema de conducta. La clave está en preparar al perro para tener éxito los objetivos, no para fallar.   7. La hora de darle la comida puede ser una situación reactiva. Muchos perros con agresividad relacionada con la comida, también presentan agresividad por dominacia. Si es necesario, ponle la comida al perro en una habitación separada, con la puerta cerrada para prevenir cualquier incidente violento. Si tienes niños pequeños deberías poder cerrar la puerta con llave. Si le das al perro restos de comida, debes echarle todos esos restos en su plato. No se debe permitir al perro pedir en la mesa y debe estar sentado y quieto en todo momento cuando se le va a poner su plato de comida. No le des de comer al perro desde la mesa si normalmente se pone agresivo cuando se trata de comida, porque esto crea una situación potencialmente explosiva y muy dificil de controlar.   8. No castigues físicamente al perro. Sin excepciones. Siempre vas a perder, porque causarás que el perro se ponga cada vez más ansioso o agresivo. Si el perro gruñe o se abalanza, dile No y rompre la situación. Puedes hacer esto pidiendole que entre en otra habitación y se siente, o también dejando ahí al perro y marchándote. Si el perro lleva un collar tipo Halty, tira del collar para que se cierre y díle No. Inmediatamente, dirige al perro con rapidez lejos de la situación que incita la conducta. Si es necesario sacar al perro de la habitación o de una situación determinada, espera a que el perro esté calmado. Después, practica unos pocos ejercicios de sentado (sit) y de permanecer quieto, de modo que se de cuenta de que debe actuar apropiadamente para obtener "buenas" atenciones. Recuerda, intenta evitar cualquier situación de agresividad.   9. Advierte a tus amigos y vecinos de que cualquier perro agresivo puede ser potencialmente peligroso y de que deben acatar tus instrucciones para minimizar el peligro para el perro y para ellos mismos. Si es necesario, cuando haya visitas mantén al perro en otra habitación y preséntale a los invitados sólo cuando tenga puesto el collar tipo Halty, y solamente cuando todo esté relajado. Si no haces ésto, puede que el perro no se intregre.  10. Si el perro continúa ladrando o gruñendo o te ignore en cualquier circunstancia y, si volviendo a hacer un ejercicio o tarea que que el perro conoce ya bien, ésto aun no funciona, márchate y déjale sólo o aíslale en otra habitación. El destierro es la más potente forma de corrección que puedes utilizar, pues elimina la habilidad del perro para controlar cualquier parte de la situación. Estos perro están habitualmente ansiosos y dependen de la constante interacción y manipulación para calmarse a ellos mismos. Eliminado esa opción y reemplazándola con un sistema coherente de reglas que ayude al animal a relajarse, puede ser el primer paso para poder enseñarle una conducta más apropiada.  11. Una vez que el perro esté controlado con los dos niveles de los protocolos de modificación de conducta y las técnicas tratadas previamente, es importante continuar reforzando el comportamiento adecuado del perro durante el resto de su vida. Los lapsos, invariablemente, resultan en una regresión en el comportamiento. Ésto ocurre porque el perro necesita reafirmación en la conducta. La agresividad no se cura, pero se puede controlar. Los perros con agresividad por dominancia no son individuos normales, pero pueden aprender a comportarse con normalidad.La medicación contra la ansiedad puede ayudar a algunos perros que, de otro modo, no tendrían éxito con este programa. Recuerda, si se decide que la medicación puede beneficiar al perro, tienes que usarla como complemento a la modificación de conducta, no en lugar de ello. Agresividad por miego.La agresividad por miedo hacia las personas tiene la misma frecuencia en machos que en hembras-no es una conducta sexualmente dimórfica-; es la segunda forma más importante después de la agresividad por dominancia; y depende mucho de factores genéticos.1. Miedo.Según Álvarez (2.007), el miedo es la respuesta normal de autoprotección que muestra un animal frente a situaciones que son percibidas como una amenaza para él. El dolor, el miedo y otras formas de sufrimiento no ocurren en la naturaleza por azar o por capricho, sino que son producidas por la selección natural como mecanismos adaptativos, para evitar heridas y escapar a los peligros y representan una ventaja evolutiva tanto para el hombre como para otros animales.Sabemos que para el carácter miedo, la heredabilidad en el perro doméstico es de 0,4-0,5, es decir, que si un perro es miedoso y tiene descendencia, tendrá una probabilidad del 40-50% de que sus hijos hereden el mismo carácter. Si el carácter miedo lo posee la madre, las crías se verán  bastante influenciadas ya que las enseñanzas de ésta irán encaminadas a formar hijos miedosos. Todo lo anterior es debido a que el componente hereditario conductual materno es siempre superior al paterno, ya que a causa de la domesticación el Canis familiaris es poliginándrico, el macho no otorga los cuidados parentales por la no certeza de paternidad, siendo la hembra la que los otorga, por lo que “el componente  conductual materno se manifiesta más”.Partiendo de la base que el comportamiento es una interacción compleja entre genes y medio ambiente, lo que podemos hacer para disminuir la intensidad de la respuesta de miedo en la edad adulta sería la manipulación del cachorro durante la fase neonatal y por otro lado durante el periodo de socialización sería muy importante que tuviera contacto con todos los estímulos posibles-sobre todo con niños- lo que nos aseguraría que nuestro perro no mostrara después miedo frente a dichos estímulos.Un factor determinante de la intensidad de la respuesta de miedo sería el rango de percepción sensorial del individuo. Por poner un ejemplo, tenemos el grado de sensibilidad corporal, que lo podemos definir como el grado de reacción del animal respecto a los estímulos de contacto y así como de proximidad. Los perros con un grado de sensibilidad corporal muy alto reaccionan mal frente a estímulos de contacto, a los lugares muy estrechos y así como a la proximidad de la gente.2. Agresividad.Sabemos que la agresividad en el perro doméstico no es hereditaria, a  excepción dada del carácter miedo. Este es el responsable de una agresividad muy peligrosa cuando nuestro perro “cree o entiende” que su supervivencia está en peligro.La agresividad  es una respuesta que cualquier ser vivo ofrece en situaciones que suponen una amenaza-o que son percibidas como tal- o ataque como consecuencia de un estímulo que lo desencadena.La conducta agresiva es una conducta de adaptación que, directa o indirectamente, beneficia al individuo. El acto agresivo en el perro doméstico es un comportamiento que la selección natural ha premiado y por lo tanto que ha evolucionando en pro de su supervivencia y reproducción.Cuando los perros muerden arriesgan mucho, ya que según Reisner (2.002), el ataque físico es una estrategia de alto riesgo debido a las graves consecuencias del daño, los individuos heridos tienen menos éxito transmitiendo sus genes a los descendientes. Entonces, no sorprende ver la evolución de los sistemas basadas en amenazas y posturas que minimizan el riesgo de contacto físico para resolver las disputas.3. Aprendizaje de la Agresividad.Es muy importante tener presente que los perros siempre están aprendiendo.Si el perro reacciona con agresividad ante una persona y tiene éxito-consigue aumentar el área crítica o bien la persona sale huyendo por miedo-, ese comportamiento se repetirá porque ha sido reforzado. Si es reforzado en muchas ocasiones-por condicionamiento instrumental u operante- será muy difícil de modificar ese comportamiento.Un perro que tiene miedo a una persona actuará con una estrategia pasiva-conductas de evitación y huida- y si el mismo ve que estos comportamientos no dan buenos resultados pasará a otra estrategia activa a la hora de incrementar la distancia social.La agresión o conductas agresivas permiten al perro conseguir el control de la situación, reforzando la conducta y aumentando la probabilidad de que el perro escoja este modelo de conducta en situaciones comparables en el futuro. Hay que tener presente que la conducta seleccionada en última instancia en un evento de miedo, es probable que se seleccione de nuevo, dado que esa conducta fue satisfactoria resolviendo la respuesta emocional negativa y la respuesta de estrés asociada en esa ocasión. Cada vez que el perro no consigue alivio las estrategias de agresividad se hacen más y más activas.Por ejemplo, un perro que en la actualidad ya gruñe a la gente y si con los gruñidos en un futuro no encuentra alivio, es decir, las personas no se retiran dejando de invadir su área crítica-esta conducta no se ve reforzada y pasa a extinguirse-, pasará a otra estrategia más activa como enseñar los dientes, intentar morder o incluso morder. Al final, la última estrategia en la que el perro encuentre alivio-dejando la persona de invadir su área crítica-, será seleccionada en la próxima ocasión, ya que la misma ha sido reforzada positivamente. Aquí el perro no solo está aprendiendo que comportamientos le funcionan y cuáles no le funcionan, sino que también aprende a predecir situaciones parecidas, generalizando la agresividad. Por eso es muy importante que la cosa no llegue a más, es decir, que no pase de los gruñidos.Hay que tener presente que si una estrategia no le funciona a un perro, probará otra y teniendo un resultado exitoso se seleccionan otros comportamientos, inmediatamente, de ahí la posterior apariencia de la llamada agresión “impredecible” y “no provocada”.4. Diagnóstico Diferencial.* Hipotiroidismo: Puede ser un factor agravante de la agresividad por lo que resulta conveniente realizar una determinación de los niveles de T4 y TSH, con objeto de saber si efectivamente la conducta del perro obedece a una combinación de miedo e hipotiroidismo (Manteca, 2.003).* Agresividad por dominancia: Algunos perros muestran posturas de agresividad defensiva, en vez de ofensiva, pero en contextos de agresividad competitiva. Esto puede resultar contradictorio, pero se explica en la no consistencia del propietario en su relación jerárquica con el animal, es decir, en algunas ocasiones se muestra como dominante y otras como subordinado en un mismo contexto, consiguiendo confundir al perro, que no sabe cómo tiene que comportarse y reacciona al mismo tiempo con posturas de sumisión y dominancia. Incluso puede mostrarse como dominante unas veces y subordinado otras, ya que las relaciones de dominancia no son absolutas. Para poder llegar a un buen diagnóstico hay que ver los contextos en los que aparece dicha agresividad, las personas a las que va dirigida y la postura del animal.* Agresividad Territorial: Esta agresividad se da hacia personas desconocidas que entran en el territorio del animal-la casa en la que viven, el coche en el que van, etc.- y la postura del animal es ofensiva. Pero si estamos ante un perro estresado, miedoso, inseguro y que no esté equilibrado, lo anterior no se cumplirá ya que defendiendo el territorio el perro mostrará un lenguaje corporal defensivo. Para poder llegar a un buen diagnóstico hay que ver los contextos en los que aparece, las personas a las que va dirigida y la postura del animal.5. Diagnóstico.La misma se manifiesta en respuesta a estímulos que suponen una amenaza para el animal, especialmente cuando el mismo no puede huir.Hay un par de factores de riesgo. El primero, sería una experiencia traumática sufrida por el animal y el segundo y más importante sería la falta de contacto con personas durante el periodo de socialización, aunque este no siempre es determinante. Según Overall (1.997), el margen entre los perros socializados y no socializados que muestran agresividad no es tan grande como muchos creen, lo cual nos lleva a una teoría de etiología más genética (O’Heare, 2.007).El perro puede mostrar miedo a niños y no a personas jóvenes o mayores, o viceversa, solo a desconocidos o a todas las personas en general.La reacción agresiva puede aparecer cuando intentamos acercarnos al perro, por un determinado movimiento o acción de la persona-por ejemplo, mirarle fijamente a los ojos-. La postura del animal es de agresividad defensiva-cola recogida entre las patas, orejas retraídas hacia atrás, grupa agachada y en ocasiones, poli erección-, primero evitando el contacto y reculando después. Estos perros puede que ocasionalmente ataquen cuando retrocede el estímulo que provocó el miedo. Este tipo de agresividad también puede ir acompañada de ladridos.Quiero recordar que la conducta agresiva no solo se basa en morder, basta con gruñir o enseñar los dientes.6. Tratamiento.El mismo tiene dos vertientes, el Adiestramiento y la Farmacología (se detalla en el punto 7).El tratamiento se basa en reducir el estímulo que induce las conductas agresivas hasta tal punto que el animal no reaccione. Esto se consigue con el contracondicionamiento y  buscamos que el perro efectúe una conducta durante el acercamiento de las personas a las que tiene miedo que sea incompatible con una respuesta de agresividad-gruñidos, desnudamiento de los colmillos o mordedura-, disminuyendo por tanto esta.Esto se consigue mediante un programa de adiestramiento consistente en la desensibilización sistemática. La misma consiste en exponer al perro a estímulos a un nivel muy bajo de exposición, controlando la distancia, duración y distracción para que el animal no experimente una respuesta sensibilizada, y de este modo se le permite al mismo habituarse a la intensidad de la exposición.Este programa debe incluir una serie de ejercicios de obediencia en la que se tenga un buen control sobre el animal. Una vez se ha conseguido esto,  debe exponerse al animal a las situaciones que desencadenan la agresividad. El propietario debe interrumpir los primeros síntomas de agresividad mediante una orden de bloqueo-por ejemplo, el comando NO- o respuesta incompatible -por ejemplo, la orden de sentado- y seguidamente hay que recompensar con comida, caricias-las mismas tienen un efecto calmante sobre los perros “temerosos” o ansiosos- o juego las respuestas no agresivas. Disminuir la tensión con el juego lo veo muy importante.También es muy importante, que no se recompense jamás al animal intentando tranquilizarlo-ni verbalmente, ni con caricias, ni miradas- cuando se muestra agresivo ya que esto reforzaría la conducta, con lo que la misma tenderá a repetirse.Todo este proceso se debe de hacer de una forma gradual-pasito a pasito- y el animal en las primeras sesiones debe mantener una distancia relativamente grande con las personas que desencadenan la agresividad, reduciéndose paulatinamente dicha distancia conforme el perro vaya respondiendo al adiestramiento. Hay que evitar que haya una exposición muy intensa al estímulo-inundación- que desencadena el miedo ya que nos podría echar por tierra todo el proceso de desensibilización. En la inundación se trata de exponer al animal al estímulo en su máxima intensidad que desencadena  la respuesta no deseada y de la que no se le permite escapar hasta que aprenda a aceptar la situación-habituación-, eso si llega a aceptarla claro. Esta técnica es la que utiliza el Sr. Cesar Millán en la televisión, cosa que como habrán comprobado los lectores no apruebo, a causa de que lo único que puede hacer es empeorar la situación existente. Es más, con esta técnica personalmente pienso que se estaría castigando al animal y el castigo está contraindicado en el tratamiento de este problema, ya que por muy aversivo que fuese el mismo, siempre lo será más el estímulo que desencadena la conducta agresiva en el animal.Es imprescindible decirle a todas las personas a las que  tiene miedo el perro, que las mismas eviten en todo momento, por un lado,  el invadir su área crítica  y por otro,  la  realización de comunicaciones agonísticas o de intención hacia él, para así evitar que se desencadenen reacciones agresivas hacia las mismas.Por supuesto, es mi deber recomendar el uso de Bozal o Halty para evitar que en un futuro haya lesiones. El bozal se debería introducir de forma gradual por alguien que sepa cómo debe ser ajustado.Para los ejercicios de modificación de conducta sería muy beneficioso para el perro la presencia de dominantes que estén equilibrados y que no reaccionen ante el estímulo que provoca el miedo-aprendizaje social-.En los ejercicios de modificación de la conducta el perro tiene que estar en privacidad del reforzador (comida, caricias o juego) ya que si hay una saciedad este no hará las veces como tal. Por ejemplo, si el perro acaba de comer y esta saciado, la comida no le servirá como refuerzo; sin embargo si esta se utiliza y el perro está unas 4 ó 5 horas sin comer, la comida sí que tendrá un efecto muy potente como reforzador.Estimulación física del animal.El ejercicio físico aumenta los niveles de serotonina en sangre y relaja al animal, a la vez que le permite desarrollar su conducta exploratoria, lo que los equilibra física y mentalmente. Aconsejo realizarlo todos los días.Estimulación mental del animal.Los juguetes interactivos son esenciales para que el animal esté entretenido, por ejemplo los kongs u otros específicos. Estos serán rellenados de alimento extremadamente apetitoso para él, de  manera que el perro pueda ocupar su tiempo intentando alcanzar el contenido de estos juguetes. También se le puede dar un hueso crudo de rotula de vaca ya que esto tiene calcio, etc..., la cuestión es que esté entretenido.También sería muy importante realizarle al perro la inhibición de la mordida para que así desarrolle una “boca blanda” y evitar lesiones graves.Sin inhibición del mordisco, socialización o habituaciónMORDISCO NO INHIBIDO+DIENTES+AMENAZA PERCIBIDA=MORDISCO DAÑINOCon inhibición del mordisco, sin socialización o habituaciónMORDISCO INHIBIDO+DIENTES+AMENAZA PERCIBIDA=MORDISCO NO DAÑINOCon inhibición del mordisco, socialización y habituaciónMORDISCO INHIBIDO+DIENTES+NO AMENAZA PERCIBIDA=NO MORDISCO7. Tratamiento farmacológico.El tratamiento farmacológico no siempre es necesario, pero puede ser útil en aquellos casos en los que la respuesta de miedo del animal es muy intensa. La amitriptilina es, probablemente uno de los fármacos de elección (Manteca, 2.003). La amitriptilina es un Antidepresivo Tricíclico (ATCs) y sus efectos pueden tardar en notarse sobre 1-2 semanas.En ninguna circunstancia deben utilizarse fenotiacinas  o fármacos ansiolíticos  como las benzodiacepinas, puesto que pueden aumentar la peligrosidad en el perro (Manteca, 2.003). Estos inhiben el miedo lo que puede potenciar la agresividad. También por otro lado, los mismos dificultan el aprendizaje.8. Pronóstico.El pronóstico es variable y depende entre otras cosas, de la causa del problema (Manteca, 2.003).Las causas serían las siguientes:- si es por la falta de contacto con las personas durante el periodo sensible de socialización, tiene peor pronóstico.- si es por una causa traumática, tiene mejor pronóstico.- la edad que tenga el animal. No es lo mismo que le pase a un cachorro o perro joven que aun perro que ya es adulto-ya ha llegado a la fase de madurez sexual-, es decir, ya ha fijado los patrones de comportamiento.- la experiencia que ha tenido el animal en este tipo de agresividad-el aprendizaje de la agresividad-.- la respuesta de animal al miedo. Hay que tener presente que tanto el miedo como el estrés dificultan el aprendizaje. Cuanto más intensa sea la respuesta peor pronóstico.- la duración del problema. Cuanto más tiempo, peor pronóstico.- la actitud del propietario en lo referente a la habilidad y la predisposición para  trabajar con el perro.
     Muchas gracias por el texto que me has dejado, es muy interesante y valioso para quienes tenemos perros con carácter, lo leí completo y me a despejado muchas dudas, sobretodo con lo que tiene que ver con el lenguaje corporal, pues hay muchas actitudes de mi perro que yo las entendía de otra manera. Sin duda esto me ayudara para entender mejor a mi perro y poder trabajar de mejor forma  para reconciliar a mi perro con mi hermana ( la persona atacada) . Se que sera un trabajo largo, pero tengo confianza en que todo saldra bien. De hecho ya hubo un contacto visual pero solo a través  de una ventana y el perro reaccionó de buena forma, es decir, tuvo una actitud amigable con movimiento de cola incluido, pero iré de a poco . Reitero mi agradecimiento, saludos.   César C
Denunciar mensaje Citar
Usuario Titulo: ayuda, akita ataco

Friese

¡Adicto!
PuntuaciónPuntuaciónPuntuaciónPuntuaciónPuntuación
347 mensajes
Friese
0 Albumes (0 fotos)
0 perros (0 fotos)

Sexo: Mujer
Edad: 122 años
Provincia: Pontevedra
Publicado: Tuesday 28 de September de 2010, 22:17
Buuuf qué peligro tienen los foros.  Déjate de pedir consejos por internet, tras una agresión tan seria como esta lo que necesitas es ayuda de un etólogo que evalúe el perro en casa y con vosotros. Que mueva el rabo  necesariamente no tiene que significar algo bueno, son muy  sutiles en su lenguaje corporal y a veces mueven el rabo cuando están cavilando , tendiendo una trampa o por pura excitación frente a un desafío ,por lo que interpretas la señal de manera equivocada,  no siempre mover el rabo es señal de buen rollo , es cuestión de saber leer al perro y el Akita es una de las razas más difíciles de leer .Busca ayuda y no hagais nada por vuestra cuenta .
Denunciar mensaje Citar
Usuario Titulo: ayuda, akita ataco

belarus

Casi Adicto
PuntuaciónPuntuaciónPuntuaciónPuntuaciónPuntuación
64 mensajes
belarus
1 Albumes (5 fotos)
0 perros (0 fotos)

Sexo: Hombre
Edad: 46 años
Provincia: Barcelona
Publicado: Tuesday 28 de September de 2010, 23:30
Aixxx, vale la pena ir a un etologo, sin espantarse pero sin dejar pasar el tiempo y evitando situaciones extrañas.  Suerte y ya diras que tal.
Denunciar mensaje Citar
Usuario Titulo: ayuda, akita ataco

Midobemax

¡Adicto Total!
PuntuaciónPuntuaciónPuntuaciónPuntuaciónPuntuación
7774 mensajes
Midobemax
2 Albumes (80 fotos)
4 perros (15 fotos)

Sexo: Mujer
Edad: 39 años
Provincia: Buenos Aires
Publicado: Wednesday 29 de September de 2010, 01:46
Es terrible lo que pasó... Yo consultaría a un etólogo. No se puede confiar más en ese perro...  
Denunciar mensaje Citar
Usuario Titulo: ayuda, akita ataco

ilovehuskys

Antiguo Usuario
Publicado: Saturday 26 de March de 2011, 16:23
Yo opino lo mismo, es una verdadera pena lo que paso   pero me parece algo raro porque yo tengo un Akita y nunca ha mostrado ninguna clase se agresividad con nadie,ni de la familia ni de la calle.Seguramente tu herman hiciera algo alguna vez que le molesto y se acuerda.Pero de cualquier manera coincido con el resto en que mejor vayas a un etologo y no te anddes con experimentos que eso puede acabar mal.Un saludo
Denunciar mensaje Citar
Usuario Titulo: ayuda, akita ataco

xiliona

Antiguo Usuario
Publicado: Saturday 26 de March de 2011, 16:32
Yo opino lo mismo, es una verdadera pena lo que paso   pero me parece algo raro porque yo tengo un Akita y nunca ha mostrado ninguna clase se agresividad con nadie,ni de la familia ni de la calle.Seguramente tu herman hiciera algo alguna vez que le molesto y se acuerda.Pero de cualquier manera coincido con el resto en que mejor vayas a un etologo y no te anddes con experimentos que eso puede acabar mal.Un saludo
¿Pero tú no querías hacerte con un perro y pedías consejo para convencer a tus padreS? Si tienes un Akita,para que quieres que te ayuden?
Hola.Os voy a exponer mi caso, yo llevo queriendo un perro desde que conoci a la perra de mis tios que es una labrador preciosa , se llama sara.Pues bien cuando la conoci simplemente me enamore de ella pero francamente no es lo mismo tener tu propio perro que estar con el de otra persona.Pues bien desde entonces he estado intentando convencer a mis padres de que me compren una hembra de Husky Siberiano que es un perro precioso y muy obediente y cariñoso, ya no se que mas intentar  he hecho de todo: he prdenado mis cajone,he estudiado duro,he obedecido a la primera ,he ayodado a mi hermana pero nada.Tambien he de decir que a mi padre no le parece muy mal pero se niega aunque el tuvo un perro de pequeño, el problema gordo es que mi madre odia los animales pricipalmente porque dice que le dan asco porque manchan y sueltN pelos pero para mi eso no hes un problema ademas del perro me necargaria yo y solo yo ademas he reunido el dinero para comprar al perro ,vacunarlo,y darle de comer durante un buen tiempo.Porfavor necesito algunna manera de convencerles.Espero vuestras repuestas .
Denunciar mensaje Citar
Usuario Titulo: ayuda, akita ataco

xiliona

Antiguo Usuario
Publicado: Saturday 26 de March de 2011, 16:32
Post repetido.
Denunciar mensaje Citar


conectados
Usuarios conectados
Tenemos 462 usuarios conectados. 462 invitados y 0 miembro/s:

Enlaces link Razas de perros|Foro de Perros|Venta perros|Adiestramiento perros|Adopciones de perros
Razas destacadas link Pastor alemán|Bulldog|Bull terrier|Yorkshire|Boxer|San bernardo|Schnauzer|Golden Retriever|Doberman|Labrador Retriever
Copyright © 1997-2015 Perros.com - Todos los derechos reservados
Publicidad en Perros.com| |Aviso Legal|Política de privacidad|Condiciones de uso