perros
ACCESO USUARIOS |Email Contraseña No recuerdo mi contraseña Inciar sesión en Perros.com|No estás registrado? Regístrate Registrate en Perros.com

La Diabetes

Los más leídos...
Sobre su cría
Como cruzar perros con éxito Se dice que las perras tienen el celo cada 6 meses. No es del todo cierto, ya que en muchas ocasione [...]
Cosas Curiosas.....
Razas de perros más inteligentes Interpretación: De 1 a 10: Las 10 razas con la inteligencia funcional y de obediencia [...]
Adiestramiento
Adiestrar al perro para que no muerda tus cosas Existen varios motivos por los que nuestro perro muerde nuestros objetos más preciados; la an [...]
Enfermedades de perros
Las pulgas y garrapatas en los perros Tanto las pulgas como las garrapatas son parásitos externos, es decir, que viven en el exteri [...]
Enfermedades de perros
Los parasitos en los perros Parásitos... ellos pueden causar pérdida del apetito, vómito, diarrea, anemia e [...]
Los más comentados...
Adiestramiento
Consigue el respeto de tu perro Los perros son animales que viven en manada, y en toda manada hay un líder al que sigue el re [...]
Adiestramiento
Adiestrar al perro para que no muerda tus cosas Existen varios motivos por los que nuestro perro muerde nuestros objetos más preciados; la an [...]
Adiestramiento, Cosas Curiosas....., Debemos saber.........
Razas de perros peligrosos (potencialmente) Mucho se ha hablado de este tema a lo largo del tiempo. Y es que con la globalización y el co [...]
Enfermedades de perros

La Diabetes

Las células metabolizan la glucosa para convertirla en una forma de energía útil; por ello el organismo necesita recibir glucosa (a través de los alimentos), absorberla (durante la digestión) para que circule en la sangre y se distribuya por todo el cuerpo, y que finalmente, de la sangre entre al interior de las células para que pueda ser utilizada. Esto último sólo ocurre bajo los efectos de la insulina, una hormona secretada por el páncreas.

En la Diebetes Miellitus el páncreas no produce, o produce muy poca insulina (DM Tipo I) o las células del cuerpo no responden normalmente a la insulina que se produce (DM Tipo II).

Esto evita o dificulta la entrada de glucosa en la célula, aumentando sus niveles en la sangre (hiperglucemia). La hiperglucemia crónica que se produce en la diabetes tiene un efecto tóxico que deteriora los diferentes órganos y sistemas y puede llevar al coma y la muerte.

Actualmente no hay criterios internacionalmente aceptados para la clasificación de la diabetes canina. Pero si usáramos la clasificación usada para los humanos el 50% de los perros diabéticos serían clasificados dentro del grupo de la diabetes de tipo 1. El resto, probablemente tienen otros tipos específicos de diabetes derivadas de la alteración pancreática.

Diabetes de Tipo 1. Se caracteriza por la destrucción de las células B del páncreas que lleva a una deficiencia absoluta de insulina. Se cree que hay una predisposición genética a este tipo de diabetes, pero existen varios factores ambientales que podrían actuar como factores desencadenantes de una respuesta autoinmune frente a las células B. No se ha estudiado en los perros la velocidad de progresión hacia la deficiencia absoluta de insulina, pero los factores epidemiológicos son muy parecidos a este tipo de diabetes en el hombre.

El 28% de los perros desarrollan la diabetes por un daño pancreático importante, debido probablemente a una pancreatitis crónica. El vínculo entre diabetes canina y pancreatitis merece especial atención ya que la reacción autoinmune y la regulación de la respuesta inmune gastrointestinal podrían estar ligadas a la patogénesis de la enfermedad. Es probable que el sistema inmunitario a nivel gastrointestinal desempeñe un papel fundamental ya que desde el punto de vista inmunológico el intestino y el páncreas parece que están unidos, así como anatómicamente y están influenciados por factores relacionados con la dieta.

La obesidad afecta entre 1/3 y 1/4 de perros y también está relacionada con un incremento del riesgo de pancreatitis. Otros factores como alimentos con alto contenido en grasas, están implicados como agente causantes en los perros con pancreatitis asociada a la obesidad y posiblemente, desempeña un papel en el desarrollo de la inflamación del páncreas en perros diabéticos.

En las perras gestantes, entre los 30-35 de gestación, las perras sanas presentan una mayor sensibilidad a la insulina que se agrava en la última etapa de la gestación.

La progesterona estimula las glándulas mamarias para que produzcan hormonas de crecimiento, que es un potente inductor de la resistencia a la insulina. La influencia periódica de la resistencia a la insulina asociada al diestro puede contribuir al mayor riesgo de desarrollar diabetes que presentan las hembras en relación a los machos.

En perros se presenta principalmente en adultos de 7-10 años, con mayor incidencia en las hembras. Las razas más predispuestas son;
Los Pincher miniatura, Caniche, Teckel, Schnauzer enano, Beagle.

Y entre las poco predispuestas estarían:
Boxer
, Collie y Pequinés.

En cuanto a los síntomas, son bastante claros.
  • Orinan mucho. (Poliuria).
  • Beben más de lo normal. (Polidipsia).
  • Come mucho. (Polifagia).
  • Cenoturia. No hay glucosa suficiente y como energía utilizan las grasas.
  • Adelgazamiento y cansancio ya que las células no tienen suficiente energía aunque coma más, movilizando las energías de reserva.
  • Cataratas. Es la complicación más frecuente en el perro.
  • Neuropatía diabética. Alteraciones neurológicas. Presencia de hepatomegalia (aumento del tamaño del hígado) y signos asociados a infección del tracto urinario pues el aumento de azúcar en sangre predispone a infección.

Los síntomas más graves y no compensados son la deshidratación, debilidad, vómitos, olor a acetona, hipotermia y coma.

El tratamiento con insulina, posterior al diagnóstico en un perro implica varios pasos a seguir. En primer lugar la administración de insulina es fundamental, puesto que sin ella el animal está condenado a desarreglos metabólicos que acabarían con su vida. Se han dado casos en los que los medicamentos orales han resultado eficaces pero la cantidad de casos en los que se requiere insulina por vía subcutánea los superan con creces.

La cantidad de insulina inyectada dependerá de varios factores, tales como las características particulares de la diabetes del animal de compañía, así como el peso del mismo. Cuando se tenga que inyectar la insulina, lo haremos con extremo cuidado ya que puede resentirse. Buscaremos preferiblemente la nuca para aplicar la jeringuilla de la insulina. Hay que hacer un seguimiento en las primeras administraciones para determinar la curva de glucosa de la mascota. Con este dato se determinará exactamente la cantidad de hormona que se debe suministrar y pactar unas horas concretas para ello, además de establecer los horarios de comidas. Para los dueños, huelga decir que hay que cumplir al cien por cien las estipulaciones horarias en cuanto a comidas, lo que implica mucha responsabilidad.

En cuanto a la dieta, con tres premisas fundamentales. Evitar la obesidad, baja ingesta de grasas y alto contenido en fibras, pero las cantidades dependerán según nos encontremos con un animal con sobrepeso o a perder kilos.

El equilibrio de los nutrientes es fundamental, por lo que NO se recomienda la preparación de dietas caseras en las que es complicado medir los aportes.

En los piensos se indican la composición de los mismos en un cuadro en el que se apuntan proteínas, vitaminas, calorías y restos de nutrientes que lo componen. Estos datos son realmente útiles a la hora de seguir las cantidades ordenadas por el médico para el control de este trastorno hormonal. Todo esto se debe completar con la realización de ejercicio regular.
Una excepción serían los perros de caza a los que habría que reducir la dosis de insulina en los días en los que hagan mayor esfuerzo.

Los perros diabéticos que siguen un tratamiento tienen similares expectativas de supervivencia que los perros no diabéticos de la misma edad y sexo, aunque el riesgo de fallecimiento es más elevado durante los seis primeros meses del tratamiento. La mayoría de los perros diabéticos son perros mayores o de mediana edad, por lo que son más propensos a sufrir las enfermedades que normalmente afectan a los grupos de edad.

Cuando la diabetes coincida con otra patología las necesidades nutricionales ligadas a la misma serán prioritarias si el perro está siendo tratado con insulina. Si la enfermedad concomitante produce una pérdida de apetito temporal, generalmente se recomienda administrar la mitad de la dosis normal de insulina para disminuir el riesgo de hipoglucemia. Una hipoglucemia grave producida por una sobredosis de insulina puede causar daños irreversibles en el cerebro e incluso la muerte por lo que evitarlo será unos de los objetivos más importantes.

Por lo tanto la alimentación juega un papel fundamental para que eso no ocurra. Si se derrama un poco de insulina durante el pinchazo nunca debemos de rellenar la jeringuilla, aunque el perro parezca que no ha recibido una dosis suficiente.

Si dudáis de si ya lo habéis pinchado, la opción más segura es no pincharlo de nuevo, pues las consecuencias de saltarse una dosis de insulina son insignificantes. Si aparecen signos de hipoglucemia debemos darle de comer. Si el perro no quiere o no puede debemos darle jarabe concentrado en glucosa como los comercializados para personas diabéticas. Una vez que ser recupere, se le debe dar de comer lo antes posible y hablar con el veterinario antes de la siguiente inyección de insulina.

Un estudio demostró que el 94% de los perros diabéticos son tratados con éxito administrándoles dos dosis de insulina al día. Cuando los perros diabéticos recibían insulina una vez al día los episodios de  hipoglucemia eran más frecuentes.

Después de que su perro esté estabilizado y se haya determinado el nivel de insulina que le corresponde, el veterinario dará las instrucciones de como cuidar del perro en casa. Generalmente el cuidado estará relacionado con las inyecciones diarias de insulina y la monitorización de la glucosa en orina.
Tu veterinario  te aconsejará sobre el nivel apropiado de ejercicio y el control de la dieta.

Es importante determinar el nivel de ejercicio para dosificar el aporte calórico diario, que debe ser dirigido por el veterinario. El resultado de la dieta para tratamientos largos suele ser bueno, pero requiere un cuidado y control riguroso del animal. Con la adecuada dieta y terapia insulínica, tu perro puede tener una vida confortable y duradera.


Montse Arias.
Redacción Perros.com

Comentarios del artículo... 11 comentarios
mylonas12345- 04-05-2011 - 20:15:26h
tengo que scar mas a pasear a uno de mis perros prque es muy flojo y no corre mucho
Taffi- 05-05-2011 - 12:57:39h
se debe tener mucho cuidado ya que la diabetes es una enfermedad que si no se trata a tiempo puede causar varias complicaciones... incluso la muerte
Judyt- 06-05-2011 - 07:46:45h
Interesante
lalage- 11-05-2011 - 20:49:17h
fua
mamileo- 21-06-2011 - 17:59:20h
mi perro ultimamente bebe agua y orina muchisimo pero le verdad es que no se si lo hace por enfermedad o porque lo dejamos solo,pq es cuando mas lo hace tiene qo meses lo adopte es cruzado parce un raterrier
andreaga- 21-07-2011 - 22:53:52h
en estos dias estoy haciendo los analisis para ver si mi perrita tiene diabetes...espero q no? ya q tenia estos mismos sintomas
petamanoleta- 21-01-2012 - 00:41:41h
pues yo kiero decir k mi madre llevaba a mi perra y nunca le dijeron de k la enfermedad era grave asi como los cuidados k havia k hacerle en casa nada mas le dijeron k la llevara cada 3 meses y mi madre esta ultima vez no la llevo pork la perra la veia bien a los 6 meses de su ultima visita la lleve por k taba deshidratada y tenia vomitos y diarreas havia k dejarla ingresada para k le dieran fluidoterapia nunca imagine k nunca mas volveria ha ver a mi niña sen vida es mas me llamaron pero dijeron k el pronostico era reservado k no era una tonteria pero no me hablaron de vida o muerte o de l agravedad del asunto por lo tanto pense k ha la mañana siguiente en su visita me la podia traer tenia hora ha las 10 y me llamaron ha las 9 k mi pekeña havia fallecido se me ha venido el mundo encima y estoy decepcionado por k nunca le dijeron ha mi madre k usara tiras para la orina o glucoometros para controlar la glucosa y poder trabajar ha tiempo estoy muy jodido por su perdida me hiva ha cumplir 15 años y nuncadijeron de su gravedad mi madre solo siguio instrucciones y se me ha ido mi pekeña para siempre por k no se le explico con todo detalle desde k le pronosticaran la diavetes de la monitorizacion y de los cuidados k havia k darle en casa k asko de gentuza si huvieran hexo bien su trabajo mi perra estaria viva y no dijeron muxas cosas k me huvieran ayudado a k no llegara ha hospitalizarla con unos valoresde glucosa de 1600 estoy fatal tambien como confiaba en mi madre pues pensaba k hacia lo correcto lo k le havian dixo y todo bien pero al final nada k ver y mi pekeña se murio cuanto la hexo de menos se me ha partido el alma en 2 pork siento k le podia haver salvado la vida y no lo hice si huviera leido antes de esta enfermedad tendria a mi pekeña conmigo y ya no esta no se puede uno ya fiar de nada ni sikiera de los veterinarios vaya mierda teniendo la respuesta delante de mis ojos haver mirado en internet antes huviera sido mejor k las instrucciones k le dieron a mi madre insulina y comida dietetica y ya me duele por k si se huviera llevado correctamente dudo muxo k huviera muerto por la enfermedad ya k esta controlada no hay problemas siempre y cuando sepamos todo lo relacionado con ella y ellos no lo dicen son tantos años con mi pekeña casi 15 los k iva hacer a mi lado y me la han arrebatado ahora nada mas kedan sus cenizas y mis lagrimas junto ha su recuerdo esto me ha generado un trauma que no puedo llevar hace 2 meses fallecio y estoy destrozado
Inmawanderer- 23-01-2012 - 23:45:46h
Mi cachorrillo bebe muchisima agua y orina muchisimo le tengo que quitar la mayoria d las veces el agua porque si no se esta orinando cada dos por tres y no es normal no ace ni media hora que orina en la calle unas cuantas veces y se vuelve a orinar en la casa otras poca....
taty12- 10-07-2012 - 00:17:54h
a mi perrita le acaban de diagnosticar diabetes y tengo que ponerle insulina cada 12 horas, en 15 dias voy hacerle la curva a ver que tal me parece el articulo super interesante y me ha sacado de varias dudas, gracias por publicar estos articulos, por cierto,¿ me recomiendan algun pienso en concreto?
mjoff- 28-09-2012 - 18:03:05h
Entiendo mucho tu dolor Petamanoleta...yo estoy pasando por lo mismo, y por eso quiero contarles nuestra historia para que pueda servirles en el futuro. La Cokita, mi perrita de 12 años fue diagnosticada con Diabetes, luego de que me diera cuenta que estaba orinando y mucho y pensé que podía tener alguna infección por lo que la lleve al veterinario y le tomaron muestras d e sangre y orina, que arrojaron que el problema era Diabetes. Fue complicado en un principio ya que a penas se le diagnosticó la enfermedad mi perrita por primera vez comenzó a mostrar signos más graves y se descompenzó, perdió el apetito, comenzó con vómitos y temblores y bajo mucho de peso, estuvo tan mal que ni siquiera tomaba agua por lo que la tube que internar para que le pusieran suero, imaginense todo esto de un día para otro!!!! mi perroita estab muy bien y de pronto sentía que la estaba perdiendo. Bueno gracias a que se diagnosticó la enfermedad, comenzamos con un tratamiento de insulina 2 veces al día (cada 12 hrs), pero para buscar la dosis adecuada se comienza a inyectar de apoco para evitar una hipoglicemia, que creo que es muy grave. Mientras la Cokita estaba descompensada la comenzamos el tratamiento pero las dosis al parecer eran muy bajas porque la glicemia no bajaba de 500, incluso llego a tener mas de 600 y ella se sentía muy mal. Al ir incrementando de apoco la insulina luego de un par de meses, mi perrita comenzó a estabilizarle, encontramos la dosis perfecta!! y su glicemis volvió a los rangos normales, la Cokita volvió a ganar peso y hacer una perrita feliz, que jugana y corria. Nunca dejé de pinchara, si yo no podía por alguna razó siempre tuve a alguien que lo hacía por mí, fui muy responsable con su tratamiento. Sin embargo había algo que yo no sabía, y era lo peligrosa que es esta enfermedad en perras no operadas (esterilizadas), ya que despues de estar muy estable al entrar en celo sus niveles de glucosa se levaron incluso con tratamiento, mi perrita volvió a descompenzarse pero esta vez fue un poco menops grave, y tuvimos que de nuevo ir aumentando de apoco la insulina para compenzar esta alza que duraría en todo su celo (3 semanas aprox) ya que al parecer hay una hormona que se libera en esta etapa que disminuye el efecto de la insulina. Pero bueno, con mucha fe, salimos de esta también y mi Cokita volvió a estar estable y la dosis de insulina se bajo a la que ella recibía normalmente. Ya despues de casi un año del diagnóstico, vino un segundo celo, y como ya sabía lo que ocurríría tomé varias precausiones, como medirma más seguido, para evitar esta alza e ir aumentando la insulina antes que se descompenzara, pero no pude evitarlo...de una semana a otra la glicemia de mi perrita subió de 147 a 550 y eso que aun no mostraba signos de celo, simplemente yo sabía que iba a entrar en celo por su actitud. Bueno como ya esto lo habíamos vivido ya sabía como actuar y que esto pasaría, pero la vida me tenía unaamraga sorpresa, y a pesar de que ella luego de varis días estaba ya recibiendo una dosis 3 veces mayor a la normal la glicemia no bajaba de 500 y los síntomas eran más graves que antes, ella comenzó a perder apetito, sólo me recibía pollo, adelgazó muy rápido, vomitaba más seguido y llegó varias veces a perder el equilibrio, cayendose sola, fueron días terribles. Todas las mañanas estaba con ella mucho rato para incentivarla a comer, a veces no lo hacía pero sus niveles estaban tan altos que la inyectaba de todas maneras..en fin.. ya no sabía que más hacer. Cuando ya llevabámos mas de una semana con esta crisis la Cokita comenzó a mostrar mejoras en su ánimo y mi veterinario me decía que habia que esperar no más a que se pasara el celo, asi que me tranquilicé un poco y me fui con ella para una cabaña que tengo en la playa, ella llegó el primer día de muy buen animo, incluso jugó un poco, comió con mas apetito y andaba con su colita parada como si nada le pasara. Pero a la mañana siguiente ella amaneció rara otra vez, sin ganas de comer, nuevamente con vómitos y llamé a mi veterinario contandole lo que pasaba y que ella estab tomando una actitus muy rara ya que se iba a esconder a los rincones (cosa que nunca hacía), le dije que tenía miedo porque eso lo hacen los perros cuando se van a morir, pero el me dijo que no me preocupara que ella se sentía mal y por eso tanbién buscaba esconderde y que la inyectara aunque no comiera ya que ella seguía muy alta, sólo me sugirió que comprara unas sales hidratantes para evira que se deshidratara. Esa noche la Cokita empeoró como nunca nates, a penas dormí...ella vomitó toda la noche y a penas podía pararse, ya no tenía fuerzas es su patitas y no respondía a mi llamado...yo empecé a tener mucho miedo de lo que podía venir y a esas horas de la noche nadie me podía ayudar, además de estar en la playa era una fecha que en mi país es feriado por lo que todos los centros estaban cerrados. Esperámos que amaneciera y a primera hora partí a la ciudad, como era feriado no encontrámos nada abierto, no había ningún veterinarios disponible y yo me paseaba en auto con mi perrita que necesitaba con urgencia ayuda profesional....me empezé a desesperar asi que fui a una farmacia de turno y compre el kit para medir glicemia y por primera vez yo misma le saque una muestra de sandgre de la vena y medi su glicemia, esta marcó "HI" que según instructivo es más alto que 600, pero como estaba mi Cokita yo creo que esta superaba los 800!. Pasaron un par de hora en que seguíamos buscando ayuda, pero mi amada perrita no pudo seguir luchando y pude ver con mis ojos como ella dió un último suspiro, se estiró por completo y dejó de respirar...fué uno de los perores momentos que he vivido, sentía rabia por la situación, me preguntaba porque el destino era tan injusto y mi perrita se tenía que agravar justo en dos días feriados donde nadie nos pudo ayudar...me preguntaba tantas cosas, sentía que algo había pasado...no era posible que en aceptar que habiendo tomado tantas precausiones y que de un día para otro mi Cokita se agravara tanto y de manera tan rápida....lloré mucho, ahora que recuerdo aquel momento siento mi pecho apretado...busque mucha información para buscar alguna explicación, sentí que mi veterinario era culpable por no tomar más en serio mi llamado, me sentí cumplable yo misma por no haber actuado antes..el día en que lla empezó a esconderse...no sé, pasé varios días mal....pero ya la rabia se esta yendo, ahora recuerdo a perrita con sentimientos más lindos, sigo con mucha pena, ella era muy importante para mi y mi familia, era una perrita muy inteligente, cariñosa y especial, para mi la mas linda del mundo, mi compañera fiel. Hasta ahora no encuentro respuesta de lo que sucedió pero me he tranquilizado al pensar que mi Cokita de todas menras estaba ya viejita, ahora en octubre cumplía 13 años y con una enfermedad a costa, tampoco le podemos pedir tanto a nuetros perritos, me quedo con el recuerdo de que hice lo que mas pude por ella, y que fue una perrita muy feliz y sana practicamente toda su vida, excepto este último año. Queridos amigos amantes de los animales, les cuento esta historia para que sepan con mayor detalle como se vive la diebetes en perros, especialmente cuando son perritas no operadas, por eso si se diagnostica diavetes en perritas jóovenes lo mejor es esterilizarlas para evitar riesgos. Yo además tengo 3 perros más, dos hembras y un macho...los amo al igual que a mi Cokita, pero el vacío que dejo no será remplazado por nada, ella fue mi primera perrita y teníamos un vínculo muy especial..La amo y la ameré siempre.. :)Espero que ahora este en el cielo de perritos !!!!
pilar9- 16-09-2013 - 05:49:41h
que bueno que encontré esta pag. me ha hecho llorar las tristes historias de los perritos que murieron, no saben como lo siento, y se de lo que hablan por que mi bebecita también tiene diabetes esa horrible enfermedad que no solo ataca al perrito si no que a todos los que los queremos. estamos llevando a rajatabla las indicaciones del dr. pero si su corazón les dice algo escuchen, su dr. de siempre no me convenció NADA,investigue por internet y fui a una segunada opinión, y estay mas tranquila,desgraciadamente, en en esa clínicas, los médicos o practicantes son a medio tiempo y no les importa,lo digo por que lo vivi y lo vivo, es muy triste, pero vamos a luchar por nuestro angelito,es muy duro, pero no hay otra! hay que ser bien estricto con todo. y también lo que mas me mata es que me siento culpable,ya llore bastante por días, ahora solo es que tenga una buena calidad de vida y este muchos años mas con nosotros . y con la ayuda de Dios por supuesto.

Comenta este artículo!

Debes iniciar la sesión para poder escribir un comentario.

Enlaces link Razas de perros|Foro de Perros|Venta perros|Adiestramiento perros|Adopciones de perros
Razas destacadas link Pastor alemán|Bulldog|Bull terrier|Yorkshire|Boxer|San bernardo|Schnauzer|Golden Retriever|Doberman|Labrador Retriever
Copyright © 1997-2011 Perros.com - Todos los derechos reservados
Publicidad en Perros.com| |Aviso Legal|Política de privacidad|Condiciones de uso